Fútbol Internacional

Löw aprovechará para probar rotaciones y EEUU a dar otra sorpresa

El seleccionador alemán, Joachim Löw, aprovechará mañana el amistoso contra EEUU para probar diversas rotaciones y anunció que en principio piensa realizar todos los cambios posibles, mientras que el conjunto norteamericano tratará de dar una nueva sorpresa tras vencer con remontada en Holanda.

Por Berlín/EFE

El seleccionador alemán, Joachim Löw, y el entrenador de la selección estadounidense de futbol, Jürgen Klinsmann comparecen en rueda de prensa conjunta en Colonia. (Foto Prensa Libre: EFE)
El seleccionador alemán, Joachim Löw, y el entrenador de la selección estadounidense de futbol, Jürgen Klinsmann comparecen en rueda de prensa conjunta en Colonia. (Foto Prensa Libre: EFE)

“Uno que otro jugador sólo jugará 45 minutos”, dijo Löw, que tiene una convocatoria en la que prescindió de algunos jugadores importantes como el meta Manuel Neuer o Thomas Müller, que vienen cargados de minutos, o Mats Hummels, que se excusó de asistir a la selección por problemas físicos.

Un caso justamente contrario es el del todavía madridista Sami Khedira, un jugador clave en el esquema de Löw que en esta temporada ha sido habitual del banquillo del Real Madrid.

Seguramente, Khedira jugará al menos un tiempo mientras que Löw aseguró que el partido servirá para darle una oportunidad a los centrales Skodran Mustafi, defensa del Valencia, y Antonio Rüdiger.

Los planes incluyen un debut, el de Patrick Hermann, tras su gran temporada con el Borussia Mönchengladbach. Además, es una oportunidad para que algunos jugadores regresen al equipo después de una larga baja por lesión, como Illkay Gündogan, para darle una nueva oportunidad a otros últimamente relegados como es el caso de Lukas Podolski.

Alineaciones probables:

  • Alemania: Weidenfeller; Durm, Rüdiger, Mustafi, Hector; Rudy Gündogan; Hermann, Podolski, Schürrle; y Kruse.
  • EEUU: Guzan; Chandler, Alvarado, Brooks, Yedin; Johnson, Bradley, Beckermann, Morales; Agudelo, Sardes.
  • Campo: Rhein Energie Stadion.

Por eso, es bastante probable que algunos de los habituales, como el capitán Bastian Schweinsteiger o Jerome Boateng, empiecen el compromiso en el banquillo.

El partido sirve de preparación para el sencillo duelo de clasificación para la Eurocopa el próximo sábado contra Gibraltar.

Löw ha dicho que es importante tomarse los dos rivales con la seriedad necesaria. De cara al partido contra EEUU recordó que los norteamericanos han tenido una gran evolución en los últimos años.

De hecho, en su último amistoso, el conjunto que dirige el alemán Jürgen Klinsmann tuvo arrestos para protagonizar una espectacular remontada y vencer a domicilio a Holanda (3-4), todo un golpe de mano y un gran acicate moral.

“Es muy importante en términos de confianza, porque cuando te enfrentas con uno de los diez mejores equipos del mundo siempre corres el riesgo de no tenerlo claro y perder. Pero los jugadores demostraron que son capaces de hacerlo”, señaló Klinsmann.

El técnico alemán del cuadro estadounidense admitió, no obstante, que su equipo debe ganar en consistencia y corregir algunos errores para no encajar tantos goles y completar un buen partido en lo que calificó de una oportunidad fascinante para su conjunto.

“Si eres jugador y tienes la oportunidad de jugar contra Alemania, contra los campeones del mundo, contra todos esos nombres que levantaron el trofeo de la Copa Mundial el año pasado, es simplemente maravilloso. Vamos a decir a los jugadores que hay que estar a la altura de las circunstancias, que disfruten de este momento, pero que den todo”, indicó.

Klinsmann, pese a todo, aseguró que lo principal es completar una buena preparación para afrontar con garantías la próxima Copa de Oro.

Será la primera vez que se enfrenten ambas selecciones después de que Alemania venciera con apuros a Estados Unidos por 1-0 en Recife, con gol de Thomas Muller, en el último partido de la fase de grupos.