Fútbol Internacional

Marcelo es denunciado por fraude fiscal

La Fiscalía Provincial de Madrid ha presentado una querella contra el futbolista del Real Madrid Marcelo Vieira da Silva por defraudar a Hacienda €490 mil 917.70 en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) del ejercicio 2013.

Por EFE

El brasileño Marcelo fue denunciado por un delito de fraude fiscal por la Hacienda Española. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El brasileño Marcelo fue denunciado por un delito de fraude fiscal por la Hacienda Española. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La Fiscalía ha informado de la presentación de esta querella ante el juzgado de Instrucción de Alcobendas por la posible comisión de un delito contra la Hacienda Pública.

El Ministerio Público acusa al futbolista brasileño de crear una estructura societaria para ocultar las rentas percibidas por la explotación de sus derechos de imagen. Hasta el punto de que, a raíz de la declaración del ejercicio de 2013, en septiembre del año siguiente Hacienda devolvió a Marcelo €10 mil 258.34.

Según ha informado la Fiscalía, el futbolista se acogió entre los años 2007 y 2012 al régimen fiscal especial aplicable a los trabajadores desplazados a territorio español, por lo que estaba obligado a tributar "exclusivamente" las rentas obtenidas en España.

Marcelo se une a Cristiano Ronaldo y Neymar entre otros que han sido denunciados por el mismo delito.

A partir de 2012, el futbolista pasó a tributar en los ejercicios siguientes conforme a las normas generales del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), es decir, por las rentas totales obtenidas con independencia del lugar donde se hubieran producido o del lugar de residencia del contribuyente.

Ya en junio de 2006 el futbolista cedió por US$70 mil sus derechos de imagen a la sociedad uruguaya Consultora Heltry, S.A. quien, a su vez, cedió esos mismos derechos un año más tarde por un precio de €802 mil 813 a la sociedad británica Chatarella Investors Limited, con vigencia hasta el 30 de junio de 2012.

A través de un acuerdo, el 28 de enero de 2013 ambas sociedades resolvieron el contrato firmado en 2007 y, "en unidad de acto", la Consultora Heltry S.A. cedió los derechos de imagen de Marcelo a otra sociedad uruguaya llamada Birsen Trade S.A.

"Todas estas estructuras societarias fueron utilizadas por el obligado tributario con el objeto de hacer fiscalmente opacos los beneficios procedentes de la explotación de sus derechos de imagen", precisa la Fiscalía en la querella.

Añade el Ministerio Público que, con el objetivo de buscar "un beneficio fiscal ilícito", ocultó en sus declaraciones de 2011, 2012 y 2013 las cantidades cobradas por esos derechos de imagen.

La sociedad Chaterella Investors Limited obtuvo en 2011 y 2012 rentas facturadas al Real Madrid que ocasionaron un perjuicio a la Hacienda Pública de €100 mil 476 euros y 101 mil 615, respectivamente.

Sin embargo, dichas cantidades son inferiores a los €120 mil euros a partir de los cuales se considera un delito contra la Hacienda Pública.

Del mismo modo, en 2013 la sociedad Birsen Trade, S.A. obtuvo unas rentas de €1 millón 168,764.38 "aparentemente" derivadas de los derechos de imagen del jugador facturadas al Real Madrid, a Adidas y a Panini que no se ingresaron en la Base Imponible del IRPF, lo que ocasionó un perjuicio a Hacienda de €490 mil 917.70.

Asimismo, informa la Fiscalía que el 20 de febrero de 2015, una vez consumado el presunto delito, esta sociedad, "con la intención de dar una apariencia de realidad a la cesión" de los derechos de imagen", presentó una declaración censal para darse de alta en la Agencia Tributaria.

La sociedad uruguaya presentó el documento en el que solicitaba el Número de Identificación Fiscal (NIF), fijaba su domicilio fiscal en España y señalaba como fecha de inicio de su actividad el 1 de junio de 2012.

Concluye la Fiscalía que dicha sociedad presentó en la misma fecha declaraciones extemporáneas correspondientes al IVA y al Impuesto de Sociedades.

En este último caso, supuestamente sometió a tributación los ingresos obtenidos de la explotación de los derechos de imagen del denunciado a un tipo de gravamen del 25%, más beneficioso que el 51,3 por ciento aplicable en el IRPF. EFE