Fútbol Internacional

Ramos: "Piqué con tanta queja y tanto tuit se ha llevado el gato al agua"

Sergio Ramos, defensa del Real Madrid expulsado durante el partido ante el Barcelona, aseguró este domingo que Gerard Piqué, "con tanta queja y tanto tuit" se ha llevado "el gato al agua" a la hora de presionar a los árbitros.

Por Juan Pablo Corado / Madrid

Sergio Ramos se tuvo que ir del partido pero antes dejó un recado especial a Piqué. (Foto Prensa Libre: EFE)
Sergio Ramos se tuvo que ir del partido pero antes dejó un recado especial a Piqué. (Foto Prensa Libre: EFE)

Ramos tuvo que salir del campo después de hacer una entrada sobre Lionel Messi en la segunda parte. Cuando abandonó el terreno de juego, aplaudió, señaló a la grada y se encaró con Piqué haciendo gestos con la mano de hablar.

Después, el central catalán declaró que en el Bernabéu están acostumbrados a arbitrajes permisivos y afirmó que Ramos se arrepentiría después.

"Ahora dirán lo que quieran los medios de su casa. No me he dirigido al arbitro en ningún momento. A él (Piqué) le gusta siempre opinar de los árbitros y de las jugadas polémicas. Con tantas quejas y con tanto morbo de cada tuit que hace, se ha llevado el gato al agua", dijo.

No era para tanto

Para Ramos, la tarjeta roja fue "excesiva": Ha sido condicionada para jugar los últimos minutos con un jugador menos.

Admito que he llegado tarde después de ver la jugada en televisión 40 veces. Pero no se va a hacer daño, Messi lo hace bien, salta, ni lo toco. Ha condicionado el partido", apuntó.

Ramos aceptó que entró a destiempo en la jugada con Messi pero asegura que la roja fue "exagerada". (Foto Prensa Libre: AP)
Ramos aceptó que entró a destiempo en la jugada con Messi pero asegura que la roja fue "exagerada". (Foto Prensa Libre: AP)

Además, declaró que no se lleva "nada mal" con Piqué y afirmó que después de jugar un Real Madrid-Barcelona, no hay que pedirle darse un abrazo con el jugador del Barcelona.

"No voy a entrar al trapo ahora. Estamos dolidos, nos habría gustado dar un golpe fuerte sobre la mesa. Se ponía muy bien con el empate. Pero estamos en el barco y que quien se baje que no venga a celebrar", manifestó.

"Más frío después de meterme cinco minutos en hielo no puedo estar. Me arrepiento de haber dejado a mi equipo con uno menos, pero nada más", agregó.

Por último, cuestionado por si el Real Madrid tendría que haber manejado mejor el empate a dos goles, Ramos fue claro: "Hay que saber manejar a veces el marcador, el resultado, ir a por un balón, el juego... son pequeños detalles que pueden marcar la diferencia. Cuando habíamos hecho lo más difícil debimos manejar mejor el partido", concluyó.