Fútbol Internacional

Romario será candidato a la alcaldía de Río de Janeiro

El exfutbolista internacional brasileño Y actual senador Romario da Souza anunció que será candidato a la alcaldía de la ciudad de Río de Janeiro en las próximas elecciones municipales que tendrán lugar en octubre.

Por Río de Janeiro/EFE

Romario fue un pilar en la selección brasileña de futbol. (Foto Prensa Libre: AFP)
Romario fue un pilar en la selección brasileña de futbol. (Foto Prensa Libre: AFP)

A través de un mensaje difundido en su perfil de Twitter, Romario anunció su candidatura al frente del Partido Socialista Brasileño (PSB) y convocó para este lunes una rueda de prensa en la que dará detalles de su proyecto.

El que fuera campeón del mundo en 1994 se incorporó a la política en 2010 como diputado federal por el PSB.

Tras cuatro años en el cargo, Romario se presentó en 2014 a las elecciones para senador por el estado de Río de Janeiro, en las que no sólo salió elegido sino que lo fue con el mayor número de votos de la historia de esta región, tras obtener el apoyo del 63,43 % de los votantes.

La campaña electoral de Romario hace dos años combinó una fuerte presencia en redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram con referencias a los más desfavorecidos, además de algunos guiños a su pasado deportivo.

Duro contra la corrupción

En los últimos meses, 'o baixinho' se ha querido posicionar como un azote de la corrupción, tanto en el Gobierno como en la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), que está siendo investigada actualmente por una comisión del Senado de la que el exjugador forma parte.

El pasado mes de mayo, Romario fue uno de los 55 senadores que respaldaron la apertura del juicio político contra la presidenta suspendida Dilma Rousseff, que la apartó del cargo durante un período máximo de 180 días en los que su lugar ha sido ocupado por el ahora presidente interino Michel Temer.

Sin embargo, el propio exjugador tampoco se ha librado de las acusaciones de corrupción y está siendo investigado por haber recibido presuntamente 100.000 reales (unos 29.240 dólares) para financiar ilegalmente su campaña electoral en 2014, según informaron a principios de semana medios locales.