Fútbol Internacional

Rosell es el artífice de la negociación del fichaje de Neymar

El representante del Barcelona en Brasil, André Cury, ha afirmado al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que la persona que dirigió la negociación del fichaje de Neymar desde el Santos fue el entonces presidente del club azulgrana, Sandro Rosell.

Por Madrid/EFE

Según han informado fuentes jurídicas, Cury declaró ayer como testigo por videoconferencia desde Brasil dentro de la causa que lleva el juez De la Mata a raíz de una querella presentada por el fondo inversor DIS, que se considera estafado porque no cobró el dinero que le correspondía de derechos federativos de Neymar.

Cury afirmó al magistrado que Rosell era la persona que dirigía la negociación con el Santos para fichar a Neymar y que, si se discutía cualquier cifra del fichaje, inmediatamente se le llamaba para consultar.

El representante del Barsa aclaró que el actual presidente del club catalán, Josep Maria Bartomeu, no intervino en la negociación.

También consideró normal los 40 millones que recibió el jugador en virtud a un contrato supuestamente fraudulento de “préstamo”  cuando en 2011 firmó un preacuerdo de traspaso que se iba a hacer efectivo en 2014  (aunque finalmente su incorporación se adelantó a 2013) .

Según Cury, ese contrato no era irregular y suponía una forma de asegurarse que el delantero brasileño fichara en el futuro por el Barcelona.

  • Neymar costó al Barcelona US$83 millones y no US$17 que el club dijo en un principio haber pagado al equipo brasileño Santos. Después el Barsa aumentó esta cifra a US$57 millones.

Al contrario, el juez De la Mata afirma en un auto que esos US$40 millones los cobró Neymar por aceptar fichar por el Barsa mediante un contrato simulado, un hecho que, según el magistrado, “podría haber alterado el libre mercado de fichajes de futbolistas y perjudicado también al querellante”  al no haber podido DIS percibir más dinero por ofertas de otros clubes.

La próxima declaración por esta causa se producirá el 15 de marzo, cuando está citado como testigo al exdirector deportivo del FC Barcelona, Andoni Zubizarreta.

Un día más tarde declarará como querellado el que era vicepresidente del club brasileño cuando se produjo la operación, Odilio Rodríguez, si bien el entonces presidente, Luis Álvaro de Oliveira, está enfermo y no podrá hacerlo.

Esta es la segunda causa abierta en la Audiencia Nacional por el fichaje de Neymar en mayo de 2013, que, según las investigaciones judiciales, costó al Barcelona US$83 millones y no los US$17 que el club dijo en un principio haber pagado al equipo brasileño Santos  (más tarde, en medio del proceso judicial, el Barcelona aumentó esta cifra a US$57 millones) .

Bartomeu ya dio en febrero de 2015 su versión sobre los hechos ante el juez Pablo Ruz en el marco de la primera querella, presentada por un socio del Bara, y un mes después hizo lo propio Rosell, en un procedimiento que acabó en un juzgado de Barcelona y está pendiente de juicio.

Hace unas semanas, ambos se negaron a volver a responder a las preguntas de De la Mata alegando que ya lo habían hecho en el marco de la otra causa.