Enfrentar la creciente deuda es el nuevo frente del Minfin

La falta de espacios presupuestarios para cubrir el pago del servicio de la deuda para lo que queda del año de este ejercicio fiscal pone en aprietos al Ministerio de Finanzas (Minfin).

Dorval Carías, ministro de Finanzas, expuso que buscan los mecanismos para cumplir con el pago del servicio de la deuda.
Dorval Carías, ministro de Finanzas, expuso que buscan los mecanismos para cumplir con el pago del servicio de la deuda.

Dorval Carías, ministro de Finanzas, confirmó ayer que mantienen una estrategia para cubrir esa situación y evitar un atraso para honrar la deuda externa e interna del país a los acreedores para los siguientes meses.

Un retraso del pago de la deuda implicaría repercusiones negativas para la estabilidad macroeconomía del país, clima de inversión y de negocios.

“Nos hace falta espacio presupuestario para pagar los compromisos de deuda para fin de año”, resaltó Carías.

El funcionario añadió que técnicos de esa cartera están en el proceso de ubicación de espacios presupuestarios de las diferentes entidades que reciben fondos del Estado, para que se cediera y así cumplir con el pago respectivo.

Explicó que hasta esta semana, el espacio del techo presupuestario alcanzaba entre Q200 y Q300 millones.

Además, refirió Carías, ubican espacios presupuestarios de otras dependencias.

Señaló que también hacen el procedimiento para fijar espacios al Organismo Judicial y Ministerio Público, que necesitan incrementos para cumplir con su funcionamiento.

Se le conoce como espacio presupuestario al monto asignado en el presupuesto a una entidad o programa, el cual por diferentes causas no ha sido o no podrá ser ejecutado y que por lo tanto se puede ceder a otra entidad o programa dentro de un mismo ejercicio fiscal.

contención del gasto

Rolando del Cid Pinillos, exministro de Finanzas, refirió que esta situación genera una presión de gasto, para la cual la única alternativa que tienen las autoridades es la contención del gasto.

Del Cid explicó que el Banco de Guatemala (Banguat) hace los débitos en la recaudación para poder cumplir con el pago de la deuda, por medio del Fondo de Amortización y lo que queda de esos ingresos, Finanzas lo destina para inversión y funcionamiento.

El problema se agrava, ya que la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) mantiene una brecha por Q2 mil 255 millones que no ha logrado captar en el primer semestre.

“Esto significa que no tienen maniobra en el flujo de caja fiscal por el retiro automático que realiza el Banguat. Esta entidad no va permitir que Guatemala incumpla con honrar la deuda a los acreedores”, comentó.

Carías mencionó que una de las medidas que emplean es la contención, para poder cubrir con los saldos de la deuda; además, con recursos que provendrán de los bonos del Tesoro colocados este año, préstamos para apoyo presupuestario y recaudación de tributaria.

Aseguró que no se va a trasladar espacio presupuestario de los ministerios de Gobernación, Salud y Desarrollo.

“Tuvimos presión en julio para cumplir con el pago del bono 14, por más de Q1 mil 200 millones. Los pactos colectivos de los ministerios de Salud y Educación han provocado presión en las finanzas”, subrayó el funcionario.

Del Cid enfatizó que aunque la contención es una de las alternativas, no podrán cubrir los recursos que se necesitan para compensar el saldo de la deuda.

Al 31 de mayo último por el pago del servicio de la deuda Guatemala ha efectuado desembolsos por Q4 mil 546.97 millones.

De ese monto por el servicio deuda externa —préstamos y Eurobonos—, corresponden Q2 mil 329.3 millones y Q2 mil 217.59 millones de la deuda interna por la emisión de bonos del Tesoro colocados en el mercado local.

“Con esta presión, pueda ser que el próximo gobierno pueda enfrentar problemas en caja fiscal, por lo que será necesario que los equipos técnicos de los partidos empiecen a tratar la transición”, agregó Del Cid.