Economía

Cambios al subsidio evitarían crisis financiera del Inde asegura gerente

El Instituto Nacional de Electrificación (Inde) ha defendido la necesidad de focalizar el subsidio a la energía en ciertos grupos de consumidores, pero según Jorge Stalling, gerente de la institución, de no hacerse ciertos cambios, esta podría caer en una crisis financiera.

Por Rosa María Bolaños

Jorge Stalling, gerente del Inde, analizó la situación del subsidio. (Foto, Prensa Libre: Rosa María Bolaños).
Jorge Stalling, gerente del Inde, analizó la situación del subsidio. (Foto, Prensa Libre: Rosa María Bolaños).

En la actualidad, el Inde ya se enfrenta a problemas financieros por varios factores, que Stalling explica en el extracto de esta entrevista.

¿Por qué fue necesario el cambio en el subsidio en este momento?

Responde mucho a la sequía de este año, la crisis nos golpeó bastante fuerte. Es necesario mencionar que la capacidad de inversión en más proyectos de generación o electrificación rural se ha visto limitada por el aporte social que asume el Inde, pero al mismo tiempo, la demanda de Tarifa Social crece en 3.5% anual, por lo que se debe destinar más dinero al subsidio.

Desde hace tres años se analiza que la forma actual del aporte social no es sostenible con las finanzas del Inde, y esa condición de insostenibilidad se ve acelerada por algunos factores externos.

Medidas necesarias según CNEE

  • Carmen Urízar, presidenta de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE), dijo que le sorprendieron los cambios al subsidio que efectuó el Inde y luego suspendidos por un mes.
  • Sin embargo, expresó que se les explicó la situación financiera del Inde y la necesidad de focalizarlo para apoyar al segmento más pobre.
  • Asegura que el subsidio debe salir del presupuesto del Estado, una “decisión de fondo que el país debería tomar en algún momento si se desea continuar manteniendo un subsidio de esta naturaleza y una institución pública como el Inde”, apuntó.

¿Cuáles factores?

Nos pegó muy fuerte el déficit de lluvia, no esperábamos que se tuviera que adelantar la decisión de cambiar el subsidio, pero entre junio y octubre se dejaron de recibir unos Q600 millones por la disminución de generación en Chixoy y en otras hidroeléctricas.

¿Entraría el Inde en crisis si no se hace esa reestructuración?

Estamos en una situación bastante dura. Aún tenemos reservas que nos permiten cierta cobertura, pero se van agotando, porque los montos del aporte social llegaron a crecer por valores superiores a los resultados operativos.

Estamos en un punto de quiebre en que se tienen que tomar estas medidas; de lo contrario, sí entramos en crisis financiera.

¿Cuanto más aguantaría el Inde a dar el aporte?

Con la situación y el aporte social actual, hasta el 2017 o 2018.

Con el escalonamiento se estimaba ahorrar de Q2.5 millones a Q3 millones al mes. El ahorro es poco, porque no son medidas drásticas y no se está dejando sin apoyo a los usuarios en pobreza y pobreza extrema.

Lo que se discute ahora es un tema de sostenibilidad del modelo, porque si desaparece el Inde o entra en crisis me pregunto quién asumiría el pago del subsidio de Q1 mil 100 millones anuales, el suministro a las 16 empresas eléctricas municipales y la electrificación rural.

¿Cuánto deben las municipalidades?

Q1 mil 761.9 millones. De esos, Q1 mil 204.7 millones son de Quetzaltenango.