Economía

Cobertura social crece a ritmo muy moderado

Luego de que el número de afiliados nuevos inscritos en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) creciera hasta en un 23% en el 2013, por la aplicación de la Ley de Actualización Tributaria, en los primeros cinco meses de este año apenas creció 2%.

Por Natiana Gándara

Sector industrial y comercio prevén un comportamiento similar de nuevos inscritos para el próximo semestre. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Sector industrial y comercio prevén un comportamiento similar de nuevos inscritos para el próximo semestre. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

En los primeros seis meses del 2015 se muestra un desaceleramiento de la tendencia, explicó Oscar Chile Monroy, presidente del Colegio de Contadores Públicos y Auditores de Guatemala.

“Si se examina el 2013, se evidenció un incremento mayor que en el 2014. En este año las empresas existentes ya se habían regularizado en su inscripción por el hecho de que si no lo hacían los sueldos y salarios que pagan se consideraban no deducibles del Impuesto Sobre la Renta (ISR)”, explicó el experto.

La ley, en su artículo 22 del decreto 10-2012, indica que para que se tomen como gastos deducibles los sueldos y salarios, las personas deben estar registradas en el IGSS, por lo que son las empresas las obligadas a efectuar ese registro y posterior pago.

En construcción

  • baja expectativa
  • El sector de la construcción, pese a evidenciar un aumento en el número de personas nuevas inscritas en el IGSS, prevén que el próximo semestre no se comportará de la misma manera.
  • Paola Andrino, directora ejecutiva de la Cámara Guatemalteca de la Construcción (CGC), recordó que en el año 2013 y 2014 se disparó la aprobación de proyectos en el sector formal y el número de licencias autorizadas por la Municipalidad de Guatemala y “eso se empieza a reflejar”.
  • Luego tenderá a bajar porque el efecto es retardado y los trabajadores “ya están inscritos en el IGSS”, aclaró.

Chile Monroy refirió entonces que el primer semestre del 2015 se evidencia que quienes se inscribieron podrían ser empresas nuevas, por lo tanto habría que confrontar el número de inscripciones en el Registro Mercantil y “probablemente haya una coincidencia”, afirmó.

“De aquí en adelante se mantendrá el número de empresas, ese es un factor. El otro factor son los problemas políticos de corrupción que en estos momentos están en el escenario de la vida nacional que han incidido negativamente en el crecimiento de las empresas”, destacó el colegiado.

El total acumulado de afiliados al IGSS a mayo del presente año es de un millón 263 mil 745 y registra un leve aumento del 2.14% en comparación con el millón 237 mil 262 de afiliados registrados a finales del 2014.

Sectores a la baja

Las actividades económicas que mostraron una variación negativa en los primeros seis meses fueron agricultura y electricidad.

Carla Caballeros, directora ejecutiva de la Cámara del Agro (Camagro), consideró que esta situación responde a que el sector agrícola ha tenido una caída en los precios internacionales que han afectado de manera directa a productos como el azúcar, café y hule.

“Eso se evidencia en que ya no ha habido ampliaciones e incremento de inversiones”, resaltó la ejecutiva.

El presidente de la Cámara Empresarial de Comercio y Servicios (Cecoms), Jaime Matus refirió que el sector electricidad se contrae porque hay poca mano de obra. “Los servicios paralelos de electricidad no son generadores de nuevos empleos”, comentó el empresario.

Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), atribuyó al incremento de la actividad económica una de las razones por las que el sector industrial aumentó su número de inscritos en el Seguro Social.

“El sector industrial es uno de los más fuertes y representa el 25% del Producto Interno Bruto (PIB), creemos que eventualmente por ahí debe ser el incremento en afiliados”, aseguró.

También consideró los sectores que han incrementado el número de empleados que son los de alimentos y bebidas, y que ese aumento no deberá detenerse en los próximos meses, “como el sector de artículos promocionales y medios publicitarios”, expuso Zepeda.