Economía

¿Cultivos sin tierra: solución ante el hambre y mal clima?

Ante el inminente cambio climático y la falta de extensiones de tierra se ha vuelto necesario buscar alternativas tecnológicas para promover la producción agrícola y mitigar el hambre.

Por Natiana Gándara

Cultivos hidropónicos se cultivan en el país
Cultivos hidropónicos se cultivan en el país

La agricultura hidropónica–como se llama a este método– es una forma de producción alimenticia. Además nuevas tecnologías están empezando a tomar fuerza y las están incluso poniendo a prueba en el espacio.

Instituciones de investigación han promovido la hidroponía en ambientes protegidos entre los pequeños y medianos productores como estrategia para enfrentar la crisis alimentaria y mejorar la dieta y los ingresos de los productores.

La hidroponía también fomenta el uso de medios de protección de plantas amigables con el ambiente, notablemente el uso de fungicidas e insecticidas de origen biológico o natural.

Ventajas del cultivo hidropónico

    • Reduce el riesgo por excesos de irrigación ya que se tiene control del drenaje.
    • Evita el gasto inútil de agua, fertilizantes y pesticidas.
    • Asegura la irrigación en toda el área de las plantas.
    • Reduce los problemas de enfermedades producidas por patógenos del suelo.
    • Aumenta el rendimiento y mejora la calidad del producto.
    • El uso de este método ayuda a la reducción de los costos de energía utilizado para la preparación del terreno a cultivar.
    • En suelos Hidropónicos es más fácil llevar un control de la planta respecto al desarrollo de la misma, que en un suelo normal.
    • Se reduce el tiempo y dinero en la eliminación de malezas.

El resultado ha sido una disminución en la huella de carbono al no utilizarse agroquímicos derivados del petróleo.

Sin embargo, las sales usadas para la fabricación de las soluciones nutritivas, trasladan las emisiones de carbono a los fabricantes de esos compuestos, ya que se utilizan hidrocarburos para fabricarlas, asegura el sitio web platicar.go.cr.

Es evidente que, poblaciones que tiene su dieta diaria fundamentada en granos básicos tradicionales como maíz y frijol, tienden a ser más vulnerables a presentar desnutrición, esto debido a que no tienen un complemento de Hidratos de Carbono (Carbohidratos), Proteínas, y vitaminas.

Si a esto se agrega la poca fertilidad de suelos, minifundio que se presenta en Guatemala, el Cambio climático que se deja en evidencia en las condiciones climáticas actualmente bastante distorsionadas (sequías, Inundaciones, lluvias con IDF irregulares).

Bajo las condiciones expuestas anteriormente, refleja dos cosas, la producción de hortalizas como medio de mitigación ante la vulnerabilidad a desnutrición, y otros medios de producción de las mismas.

Con la producción de hortalizas bajo sistemas hidropónicos se obtendrá: Disminución en la desnutrición, disminución de la vulnerabilidad alimentaria, dietas variables contrastando con la dieta fundamentada en granos básicos, señala una investigación de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

La hidroponía en Guatemala en especial en las áreas rurales está empezando a desarrollarse a través de algunas Organizaciones No Gubernamentales como Visión Mundial.

En algunas aldeas de los Municipios del departamento de Guatemala se están organizando Consejos Comunitarios de Desarrollo para impartir charlas informativas de cómo poder producir legumbres de primera necesidad con hidroponía.





Las charlas han estado teniendo un gran efecto, actualmente en el caserío Cruz Verde, aldea Sajcavilla, San Juan Sacatepéquez, Guatemala las amas de casa ya están produciendo lechugas en balsas con arena.

Hidropónicos más producidos en el país

Tomate: es el cultivo hidropónico de mayor extensión en Guatemala y el mundo, este es producido en sus diferentes variaciones (Racimo, Bola, Cherrys, Grape y Roma). Dentro del cultivo de tomate las variedades más producidas son las de tipo Racimo y Bola.

Chile Pimiento: es el segundo cultivo de mayor extensión en Guatemala, es producido en diferentes colores siendo los más comunes los de color rojo, amarillo y anaranjado.

Pepino: este cultivo en los últimos años ha tomado un mayor auge, este se produce en los tres tipos: pepinos cortos (minipepinos y pepinillos), tipo mediano (slicer) los cuales son los que se comercializan comúnmente en el mercado local, y pepinos largos (holandés).