Economía

Detenciones debilitan a SAT

Las capturas, ayer, de Rudy Villeda exsuperintendente de la SAT (2008-2012) y Óscar Funes, gerente de Atención al contribuyente, debilita de nuevo a la entidad recaudadora de impuestos que durante este ejercicio ha enfrentado una severa crisis vinculada con el descubrimiento de redes de corrupción.

Por Urías Gamarro

Rudy Villeda capturado ayer al ingresar a Torre de Tribunales. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
Rudy Villeda capturado ayer al ingresar a Torre de Tribunales. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

A esto se suma el incumplimiento de las metas de recaudación establecidas para financiar el presupuesto general de gasto, que tampoco se han cumplido en los últimos tres años.

Villeda es el segundo exsuperintendente capturado en el transcurso de los últimos cien días por supuestos actos ilegales cuando ejerció la jefatura de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

“Este caso genera más inestabilidad debido a la transgresión a la ley por parte de los funcionarios que se encargan de cobrar los impuestos”

Simulación

Según las pesquisas del Ministerio Público (MP) presentadas ayer, Villeda llevó a cabo una simulación, al autorizar por medio de una resolución de la Intendencia de Aduanas para la exención del pago de impuestos y por medio de esa resolución creó la figura de Depósito Aduanero Temporal Privado.

Esta medida favoreció para que las Tiendas Libres —Dutty Free— que comercializan mercancías y bienes en el Aeropuerto Internacional La Aurora, gozarán el beneficio de la suspensión del pago de impuestos al momento de internar mercancía al país, según la acusación.

El Código Aduanero Uniforme Centroamericano (Cauca) reconoce los regímenes aduaneros definitivos, temporales o suspensivos y liberatorios.

En este caso se pretendió exonerar el pago de impuesto por la creación de un Depósito Aduanero Temporal Privado a los usuarios de las Tiendas Libres, lo cual no está reconocido en el Cauca.

Según la acusación del MP, al tener esta facultad, el fisco dejó de captar más de Q59 millones por lo que vinculan a Villeda en el delito de defraudación aduanera.

Los impuestos que se dejaron de cobrar por la internación de las mercancías comercializadas en las Tiendas Libres fueron Derechos Arancelarios a la Importación (DAI) e IVA importación.

En el primer semestre del año, la SAT mantiene una brecha fiscal —impuestos no captados a lo programado— por Q2 mil 255 millones que no ha logrado cobrar, situación que ha puesto en aprietos el funcionamiento del Gobierno, por una política de contención del gasto público.

Este caso es investigado por la Fiscalía de Delitos Administrativos del MP.

Depuración

Juan Carlos Paredes, consultor fiscal, opinó que este nuevo proceso se suma a lo descubierto por la Comisión Internacional Contra la Impunidad (Cicig).

“Este caso genera más inestabilidad debido a la transgresión a la ley por parte de los funcionarios que se encargan de cobrar los impuestos”, afirmó.

El 16 de abril se desveló el caso La Línea, que defraudó al fisco al cobrar una comisión para la internación de contenedores con mercancías.

Desde el punto de vista positivo se están limpiando y saneando las estructuras de la SAT para que se pueda relanzar a una nueva entidad fortalecida para el 2016”

Además de la resolución de una garantía que benefició a Zeta Gas para operar como Depósito Aduanero para almacenar combustible.

En ambos expedientes guardan prisión los exsuperintendentes Carlos Muñoz (2013-2015) y Omar Franco (2015).

Según Paredes, esta nueva situación pone en aprietos la credibilidad de la SAT, sobre todo en las áreas operativas y eficientes para cumplir con la recaudación de impuestos y que a su vez perjudican el erario nacional.

Rolando Del Cid Pinillos, exministro de Finanzas, opinó que este nuevo caso debilita el sistema de recaudación, por lo que difícilmente se pueda cerrar la brecha fiscal acumulada en el primer semestre.

Ambos analistas coinciden en que uno de los impactos positivos que se da a los agentes económicos es la depuración.

“Desde el punto de vista positivo se están limpiando y saneando las estructuras de la SAT para que se pueda relanzar a una nueva entidad fortalecida para el 2016”, agregó Del Cid.