Economía

Clima de negocios en Guatemala en su peor momento

El mismo día que se publicaron las reformas al Código de Comercio en el Diario de Centroamérica para favorecer los negocios, paradójicamente Guatemala cayó nueve puestos en el Índice Mundial Doing Business 2018, que mide la facilidad para hacer negocios en un país. 

Por Rosa María Bolaños / Guatemala

El Doing Business mide las condiciones que un país ofrece para abrir una empresa. (Foto: Hemeroteca PL)
El Doing Business mide las condiciones que un país ofrece para abrir una empresa. (Foto: Hemeroteca PL)

La caída es la más dura desde que se publica el índice del Banco Mundial (BM). Si se compara con la posición que tenía el país en 2015, el retroceso es de 24 casillas.

En la edición del 2018, divulgada ayer, Guatemala pasó del puesto 88 al 97, entre 190 economías.

Una posición más elevada en el ranquin respecto del año anterior significa una baja en la clasificación, explicó el BM.

Por qué el revés

Uno de los factores que influyeron en esta caída fue la decisión del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) de expandir la clasificación de proyectos que requieren un estudio de impacto ambiental formal, haciendo además más costoso el proceso, explicó Fernando Spross, investigador asociado de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa).

Las reformas al Código de Comercio para facilitar la inscripción de empresas, aprobadas a inicios de octubre en el Congreso, por   decreto 18-2017, fueron publicadas ayer en el Diario de Centro América y entrarán en vigencia a finales de enero del 2018. Con los cambios se prevé poder abrir una empresa en tres días hábiles, mientras que antes de ello se necesitaba un mes. 

Ente otros cambios significativos se mencionan la reducción del capital inicial. que pasa de Q5 mil a Q200, y se crea la patente electrónica.

También se reduce el número de publicaciones del edicto y se implementan mejoras como las notificaciones y firmas electrónicas.

Por esa decisión, en licencias de construcción se bajó 27 puestos, pues se pasó del 89 el año anterior al 116 en la actual medición. También subió el número de días necesarios para efectuar ese trámite, de 158 a 205, así como los procedimientos, de 11 a 12, agregó Spross.

Otro indicador que tuvo una drástica caída, de 20 puestos, fue el de apertura de negocios. En este se reporta que aumentó el número de procedimientos, de 7 a 8, así como el número de días para abrir un negocio, de 19.5 a 26.5, agregó el experto.

“El impacto que esta caída tiene es relevante, ya que viene a sumarse a la reciente baja en la calificación de riesgo país por Standard & Poor´s, lo que incide en la confianza para invertir en el país”, añadió el investigador. 

La medición incluye 10 ejes, y solo en uno de estos no se tuvo una caída, el de protección a inversionistas; sin embargo, es el que tiene peor calificación, ya que el país ocupa el puesto 172 de 190.

El resto de ejes son conexión servicio de electricidad (-17), registro de propiedades (-11), obtención de crédito (-4), pago de impuestos (-7), comercio transfronterizo (-2), cumplimiento de contratos (-3) y liquidación de una empresa (-4).

El Doing Business es importante porque permite comparar las regulaciones y facilidades del clima de negocios del país con otras economías a escala mundial, según el asesor del clima de negocios de Programa Nacional de Competitividad (Pronacom).

Además de promover políticas públicas y reformas que permitan beneficiar a los guatemaltecos e impactar en la economía nacional, generando riqueza, empleo y desarrollo, expuso.

Agregó que la baja calificación este año se debió a la complejidad de los trámites administrativos “que los guatemaltecos realizan día a día” y que son necesarios para inscribir empresas, obtener licencias de construcción o solventar procesos judiciales.

El asesor explicó, sin embargo, que las recientes reformas al Código de Comercio, aprobadas por el Congreso y que permiten agilizar aspectos como la inscripción de empresas, las cuales entrarán en vigencia en febrero próximo, no fueron tomadas en cuenta aún en esta evaluación. El Ministerio de Economía (Mineco) coincidió con el asesor de Pronacom en que esperan un impacto positivo en la medición del próximo año.

Sin embargo, comentaron que es necesario continuar trabajando para que “el Registro Mercantil logre su descentralización y preste un servicio de mejor calidad a sus usuarios”.

El informe

Investigación se basa en las regulaciones del gobierno de un país aplicables a las pequeñas y medianas empresas locales.

"Las políticas públicas juegan un papel decisivo a la hora de facilitar la constitución, operaciones y expansiones de pequeñas y medianas empresas". Shanta Devarajan, directora del BM para Economía del Desarrollo.

Guatemala cayó nueve posiciones en el índice Doing Business, informó la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa) en su página web.

La Fundación dijo que la caída se debe a que ha una "falta de aprobación de leyes en el ámbito económico", por lo que "se limita el clima de negocios".

Esa entidad receló que Guatemala se ubica en la posición 97 de 190 países con una evaluación de 61.18 sobre 100.

El informe "Doing Business 2018" ("Haciendo negocios 2018"), es uno de los más influyente del Banco Mundial (BM), 

Los datos del informe se basan en las regulaciones aplicables a las pequeñas y medianas empresas locales en once áreas de su ciclo de vida, entre las que se encuentran la apertura de un negocio, la obtención de electricidad, el registro de propiedades, el logro de crédito y la protección de inversores. 

Desde que comenzó a hacerse el informe, en 2003, el BM tomaba de media en todo el mundo 51 días para empezar un negocio, tiempo que ahora se redujo a más de la mitad, en torno a 20 días.

Por regiones, América Latina continuó viendo incrementarse el número de reformas en ese sentido adoptadas el pasado año y, en los últimos 15 años, se ha pasado de 78 días necesarios para abrir una empresa a los actuales 38.

El Salvador, que es uno de los países destacados en el informe de este año, ha avanzado más de 20 puestos y se situó ahora en el 73.

"Los gobiernos de todo el mundo están cada día más refiriéndose de manera creciente al Doing Business como datos objetivos para remarcar sus acciones". Banco Mundial

Otros países latinoamericanos evaluados son Panamá, que aparece en el puesto 79, Uruguay (94), Argentina (117), Brasil (125) y Venezuela que, de nuevo, aparece en los últimos puestos, en el 188 del total de 190.

Entre los diez primeros clasificados no hay cambios en los cinco primeros (Nueva Zelanda, Singapur, Dinamarca, Hong Kong y Corea del Sur); y apenas en los cinco siguientes donde Estados Unidos, pasa al puesto 6 tras el 8 del pasado año, seguido por Reino Unido, Noruega, Georgia y Suecia.

Por lo que se refiere a las dos grandes economías emergentes, China avanzó del puesto 78 del pasado año al 74 actual, mientras que la India pasó del 130 al 100, uno de los saltos más llamativos y que responde a una "significativa simplificación" de la burocracia necesaria para iniciar un negocio.

El "Doing Business" de este año situó a España en el puesto 28, cuatro más arriba que en la pasada edición.

Respecto a los socios europeos, España figura por detrás de Finlandia (13), Irlanda (17), Alemania (20) y Polonia (27), y por delante de Francia (31), Holanda (32) e Italia (46).

El informe hace énfasis en que Tailandia, India, El Salvador y Nigeria son algunas de las economías que más medidas adoptaron el pasado año para favorecer el clima empresarial.