Economía

SAT tiene en la mira a 10 mil contribuyentes

Al menos 10 mil contribuyentes, entre grandes, medianos y pequeños, ha detectado la Superintendencia de Administracción Tributaria (SAT) que incurren en actos fuera de la ley para evitar el pago de impuestos, por lo que se implementó un plan de ajuste para que regulen su situación en el fisco.

Por Urías Gamarro

La SAT implementará un plan de ajuste para que miles de contribuyentes regulen su situación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La SAT implementará un plan de ajuste para que miles de contribuyentes regulen su situación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La subfacturación de los valores en los reportes para la importación de mercancías en el país de compra —manifiesto—, simulaciones en los informes del impuesto sobre la renta y para la devolución del crédito fiscal, entre otras inconsistencias, son las principales prácticas que el ente recaudador descubrió en los contribuyentes.

“Nuestro objetivo ahora es trabajar con estos 10 mil contribuyentes. Van desde los más grandes hasta pequeños que nos interesa fiscalizar”, aseguró ayer Francisco Solórzano Foppa, jefe de la SAT.

Estas acciones de control complementarán las encaminadas por el cobro judicial, que en mayo último permitió una recaudación extraordinaria de Q814 millones de empresas como Aceros de Guatemala, Aje Maya S.A. —fabricante de bebidas— y la cadena de farmacias Galeno.

Inconsistencias

Solórzano expuso que en los casos que han estudiado hay compañías que mantienen un constante flujo de importaciones de bienes y mercancías y cuentan con inventarios de productos y ventas, pero no concuerdan con los reportes contables que envían a la SAT para el pago de impuestos.

Citó como ejemplo firmas que importan mercancías por un valor de Q100 millones y solo reportan como IVA doméstico Q5 millones, cuando deberían de liquidar Q11 millones.

El jefe de la SAT explicó, además, que existe otro grupo de empresas que reportan activos intangibles —no pueden ser percibidos físicamente pero generan beneficio económico— como marcas, derechos de autor y licencias de uso, entre otros, los cuales representan cientos de millones de quetzales en créditos intangibles que amortizan en varios años.

Esas compañías reportan gastos por este tipo de activos, pero no hay manera de verificarlos, por lo que se sospecha que se dan simulaciones dentro de las mismas corporaciones.

“En los activos intangibles nos están metiendo cosas que realmente son absurdas, porque nadie los había fiscalizado, y es un tema que vamos a atacar duro”, enfatizó el superintendente.

Solórzano indicó que la primera fase del plan se emprenderá en los siguientes 90 días y tendrá cruce de información entre las intendencias, para controlar los movimientos.

Tarea correcta

Juan Alberto González y Maynor Cabrera, analistas económicos, comentaron que las acciones que está implementando la SAT tienen como objetivo reducir la brecha de evasión, por lo que tiene lógica la fiscalización a los contribuyentes que han sido identificados.

“La evasión en Guatemala es exagerada y hay tributantes que realizan prácticas espurias. Estas acciones resaltan el combate de la corrupción”, afirmó González.

Cabrera destacó que mediante perfiles de riesgo y sistemas integrados se deberá analizar en su conjunto una fiscalización segmentada, para el cumplimiento del pago de todos los impuestos a los 10 mil contribuyentes detectados por la SAT.

Aumenta la evasión

La evasión fiscal alcanzó los Q19 mil 533 millones el año pasado, según una investigación del Fondo Monetario Internacional (FMI), monto que representa el 4% del producto interno bruto (PIB) del 2015.

La evasión se presenta en los impuestos que se cobran en las aduanas por el IVA, importación y derechos arancelarios a la importación, que significa el 2.3% del PIB (Q9 mil 766 millones), mientras que por defraudación se calcula que es un 2.2% (Q9 mil 766 millones).

El plan de la SAT consiste en  reducir la brecha de esa evasión en los siguientes tres años, o por lo menos  reducirla al 50% con la aplicación de varias medidas de control en los recintos aduaneros y en el impuesto sobre la renta. Una unidad de inteligencia fiscal se creará para analizar la evasión.

Depuración de jefes

El 70% de las personal que integraba el comité gerencial, que tenía como funciones la toma de decisiones administrativas y operativas de la SAT, fue depurado.

En el comité se incluyen intendentes de la administración anterior, gerentes de diferentes unidades, jefes medianos y administradores de aduanas, entre otros cargos.

La SAT tuvo que recurrir a una solicitud de transferencia de recursos, por las liquidaciones que se hicieron para el personal que fue destituido.

En lo que va del año, 200 personas que cubrían otros puestos han presentado su renuncia.

El directorio de la SAT conocerá en los siguientes días un plan de restructuración que fusionará varias unidades, así como la creación de otras, para que de 24 que existían queden únicamente 19.

Acciones urgentes

El jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria enumeró acciones urgentes:

Cambio del  sistema informático

  • Las redes de computación de la SAT caducaron y son vulnerables a cualquier amenaza, lo que pone en riesgo  el sistema tributario.
  • Se necesita cambiar el 90% de los equipos  y algunos ya son incompatibles con nuevos programas.  
  • La fibra óptica es constantemente objeto de sabotaje.
  • La SAT gestiona un préstamo por US$80 millones —Q612 millones— con el Banco Mundial, para inversión en el sistema.

Rotación de personal en servicio aduanero

  • Las aduanas enfrentan déficit de personal, por la renuncia y retiro de trabajadores asignados a los diferentes recintos fiscales.
  • Cada determinado tiempo se hace movimiento de personal técnico.
  • Hace tres semanas fueron destituidos ocho administradores de varias aduanas, algunos de ellos porque no pasaron la prueba del polígrafo.
  • Las aduanas de Puerto Quetzal y Puerto Santo Tomás de Castilla son las más importantes en materia de recaudación tributaria.

Programa de fiscalización

  • Integración de las intendencias para mejorar los controles a los contribuyentes individuales y juridicos —empresas— ex antes y ex post.  
  • El Directorio aprobó un plan que se pondrá en marcha en el segundo semestre del año.
  • Existe déficit de auditores en el área de fiscalización, por lo que se espera contratar a cien más.
  • Se creará la unidad de inteligencia fiscal, para focalizar las auditorías.