Economía

Jaguar suministra pero afronta dificultades

La carbonera Jaguar Energy Guatemala (JEG) suministra desde ayer a Energuate 200 megavatios de energía, para cumplir con el contrato entre ambas compañías; sin embargo, el suministro no proviene de sus dos centrales, sino que la adquiere a través de otros generadores.

Las dos unidades generadoras de Jaguar Energy, con capacidad de 150 megavatios cada una, han afrontado atrasos para empezar a operar.
Las dos unidades generadoras de Jaguar Energy, con capacidad de 150 megavatios cada una, han afrontado atrasos para empezar a operar.

Energuate confirmó ayer que se cumplió con el convenio alcanzado el miércoles pasado, en el cual se acordó continuar con la vigencia del contrato y que el suministro empezaría el viernes 10 de julio.

Édgar Navarro, presidente del Administrador del Mercado Mayorista (AMM), indicó que se empezó a dar el suministro pero que no son ellos los que lo proveen porque una unidad de JEG está fuera de operación y la otra se encuentra en pruebas, por lo que la empresa adquiere el servicio por medio de un contrato de respaldo por 70 megavatios que tiene con Poliwatt (búnker).

Los restantes 130 MW, refirió Navarro, la firma los adquiere en el mercado de oportunidad —compra-venta de energía sin contrato— al precio spot, que se ofrezca en ese mercado al momento de la transacción.

En el caso de la potencia, se refirió que la están desviando, lo que quiere decir que otros generadores, asignados por el AMM, la van a brindar por Jaguar.

Analizan señalamientos

  • En relación con los señalamientos efectuados el jueves último por el MP y la Cicig acerca de que Jaguar Energy fue beneficiada, mediante tráfico de influencias por funcionarios de alto nivel del Gobierno y pago de sobornos para agilizar su construcción, la empresa refirió que no tienen notificación al respecto.
  • Sin embargo, indicaron en un boletín de prensa que toman esas investigaciones “muy en serio”, y respetarán las actuaciones de ambas entidades.
  • Se agregó que desconocen detalles, pero que la firma “tiene un estricto programa de cumplimiento, y no condona ni avala actividades al margen de la Ley”.
  • Respecto de la situación de Ernesto Córdova, gerente de la empresa y que fue señalado en la investigación como uno de los involucrados, la compañía no se pronunció.
  • Agregan que los abogados analizan el caso, lo que les ayudará a tener una idea más concreta de la situación.

Según se explicó, los costos por las compras, respaldos y desvíos los debe asumir Jaguar, porque Energuate pagará solo por los precios que fija en el contrato firmado por ambas compañías en el 2008.

El contrato establece un precio de US$102.70 el megavatio (MW), y se deben aportar 90 MW a Deorsa y 110 MW a Deocsa, según datos proporcionados el miércoles por las empresas.

JEG informó por medio de un comunicado de prensa que “los contratos de entrega de potencia y energía con las distribuidoras están vigentes y el despacho se realiza normalmente”, por medio del AMM, y “de acuerdo a la normativa establecida en el país”.

Fuera de servicio

Datos del AMM indican que la unidad 1 de generación de JEG, habilitada para brindar 132.6 MW, salió de operación el 4 de julio pasado, debido a daños en la tubería y en el refractario de la caldera. Se tiene previsto que su operación reinicie el 23 de julio próximo.

En cuanto a la unidad 2, esta genera 133 MW (según el reporte enviado al AMM), pero en fase de pruebas, por lo que no puede respaldar el contrato en este momento, además de que se informó que saldría de operación durante varias horas de anoche y esta madrugada.

Por ahora no se ha establecido fecha para las pruebas finales de esta unidad.

El administrador refiere que Jaguar presentó para el suministro una planilla de contrato de opción por 200 MW con vigencia del 10 al 18 de julio del 2015. Al finalizar el plazo debe presentar una ampliación.

La Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE) indicó que no participó en el acuerdo firmado entre Jaguar y Energuate, pero anunció que empezó un procedimiento sancionatorio para supervisar si esta última cumple con la obligación de mantener cubierta su demanda firme, de conformidad con lo establecido en la Ley General de Electricidad, para garantizar la cobertura a los usuarios.

La CNEE refirió que la adquisición de electricidad por medio del contrato de respaldo no tendrá impacto inmediato en la tarifa de Deocsa y Deorsa.

Dimas Carranza, gerente de regulación de Energuate, explicó que los usuarios sentirán algún impacto en el ajuste trimestral de noviembre de este año a enero del 2016.

La tarifa de agosto a octubre, según la CNEE, será estable.