Economía

Plan se encuentra en punto de quiebra

El plan de pensiones para los extrabajadores del IGSS entró en desequilibrio financiero, por lo que con abonos a la deuda, que esa misma institución aporta al plan, y cambios en las condiciones de retiro, se busca evitar el colapso de este.

Por Rosa María Bolaños

Sede del IGSS, en la zona 1 de la Ciudad Capital. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Sede del IGSS, en la zona 1 de la Ciudad Capital. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La situación de dicho plan se reflejó en agosto último cuando por falta de recursos se atrasó el pago a los pensionados.

Según declaraciones del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), por medio del Departamento de Relaciones Públicas, en agosto el pago se atrasó y se dio cuatro días después de lo establecido generalmente, que es el 22 de cada mes.

“Los ingresos del programa no son suficientes para atender los compromisos de pago, entonces esta diferencia entre ingresos y egresos se nivela con fondos de la reserva técnica”, agregó dicho departamento.

Plan con déficit



Las  nuevas condiciones del plan de pensiones de los extrabajadores del IGSS fueron aprobadas por la Junta Directiva; sin embargo, aún no están en vigencia porque  necesita ser autorizada y darle vida jurídica por medio de, Organismo Ejecutivo.
Las nuevas condiciones del plan de pensiones de los extrabajadores del IGSS fueron aprobadas por la Junta Directiva; sin embargo, aún no están en vigencia porque necesita ser autorizada y darle vida jurídica por medio de, Organismo Ejecutivo.


Datos del IGSS refieren que en el 2014 los ingresos al plan eran de Q111 millones 532 mil 994, mientras que los gastos se registraron en Q142 millones 432 mil, un déficit de Q30.9 millones.

Datos de ese ente refieren que en el programa (reglamentado en el acuerdo 1135) hay 16 mil 432 trabajadores y 5 mil 740 pensionados.

Hay tres personas activas o cotizantes por cada pasivo o pensionado, esa relación es muy baja con respecto a los estándares internacionales que piden una relación de alrededor de ocho a uno.

Las reservas técnicas han bajado cada año desde el 2009, cuando se reportaba en Q186.4 millones, y en el 2014 llegaron a Q76.2 millones.

Aportes y cambios

El IGSS adeudaba al plan, en su calidad de patrono, Q304 millones.

En mayo pasado se aprobó un pago de Q100 millones pero los recursos ingresaron a las reservas técnicas.

DATO

  • Las reservas técnicas han bajado cada año desde el 2009, cuando se reportaba en Q186.4 millones, y en el 2014 llegaron a Q76.2 millones.

Con ese monto se pretende que el plan colapse en diciembre próximo, dijo recientemente Adolfo Lacs, miembro de la Junta Directiva del IGSS.

Sin embargo, funcionarios de esa entidad explicaron que ese dinero ya no lo pudieron tocar para el pago de pensiones porque la Corte de Constitucionalidad (CC) suspendió en forma provisional, con base en un amparo presentado por la Asociación de Pensionados Extrabajadores de IGSS (Apeigss), normativas presupuestarias, por lo que se prohibió el uso de las reservas técnicas para ese tipo de pagos.

Ante esa suspensión, el IGSS hizo un pago único de Q33 millones, como abono a la deuda, y así poder cumplir con el pago de las pensiones de agosto que fueron alrededor de Q10.5 millones.

El Apeigss luego desistió del recurso presentado en la CC, y ahora el seguro social esta a la espera de la notificación para poder hacer uso de las reservas técnicas.

Mientras tanto tienen disponible alrededor de Q22.5 millones provenientes del abono a la deuda que podría cubrir unos dos meses de pensiones, se explicó.

A partir del 2016 se tiene previsto realizar abonos de Q20 millones anuales a la deuda, agregaron los funcionarios del IGSS.

Para salvar el plan se aprobaron algunas reforma, entre estas fijar un límite máximo de Q15 mil al mes para las pensiones por invalidez o vejez al mes, ya que hasta la fecha no hay tope.

Además, se aumentó de 180 cuotas a 240 el mínimo para poder tener una pensión y se subió el porcentaje de cuota mensual que el trabajador y el IGSS deben pagar. Las reformas aún deben ser puestas en vigencia por el Organismo Ejecutivo por medio del Ministerio de Trabajo.