Vida

Londres muestra casi completo el álbum de “las brujas” de Goya

Uno de los ocho álbumes privados del pintor español Francisco de Goya  (1746-1828) , el de “las brujas y las personas mayores” , se muestra casi completo por primera vez, al exhibirse 22 de sus 23 páginas en la galería londinense Courtauld.

Por POR AGENCIA EFE

La muestra cierra el 25 de mayo.
La muestra cierra el 25 de mayo.

LONDRES - La exposición, que podrá ser vista desde el jueves y hasta el 25 de mayo, ha podido reunir una secuencia original de 22 páginas de las 23 que forman ese álbum y que pertenecen a diversas colecciones repartidas por todo el mundo.

“Es la primera vez que se han reunido las páginas distribuidas por todo el mundo de uno de sus álbumes privados. Se pueden ver juntos en catálogos o reproducciones pero es la primera ocasión en la que están todos en una pared”, dijo a Efe la crítica de arte y experta en Goya Juliet Wilson Bareau, en el pase de prensa previo.

Dos amplias salas acogen, en la galería de arte que está en el edificio Somerset House de Londres, pinturas de Goya con temas que navegan con humor por lo grotesco y lo siniestro a través de la exploración de los sueños, los deseos, la locura y la vejez.

“Goya es un personaje universal que sorprende a todo el mundo. Tiene fuerza, personalidad y verdad en lo que representa. Habla de la imaginación, los sueños, las pesadillas... pero todo centrado en la realidad humana”, dijo Wilson Bareau.

La muestra recuerda los dibujos que el artista creó para plasmar sus ideas y pensamientos sobre la naturaleza humana y las situaciones más vulnerables de las personas, como la muerte.

Goya dibujó los ocho álbumes, conocidos por las letras de la A a la H, para compartirlos con su círculo íntimo, lo que le dio al pintor la libertad de crear imágenes que van de lo humorístico a lo macabro.

Sin embargo, nunca antes se había conseguido recopilar en una exposición ninguno de estos álbumes completos ya que las colecciones se separaron tras la muerte de Goya en Burdeos en 1828.

La exposición ha conseguido reunir un total de 22 dibujos de los 23 del álbum de “las brujas y las personas mayores” y reconstruir la secuencia lineal de todos ellos, algunos de los cuales mantenían el número original de orden que Goya les otorgó, y otros no.

Según Wilson Bareau, el único dibujo que no han conseguido reunir “es el número nueve, aunque también podría ser otro. No sabemos donde está ya que, aparte de éste, aún hay muchos dibujos de otros álbumes que están desaparecidos”.

Este álbum que se presenta en la exposición londinense podría, según los entendidos, haberse creado entre los años 1819 y 1823, el periodo en el que Goya estuvo viviendo en Madrid y donde completó sus famosos murales de pinturas negras.

Esta colección ofrece una perspectiva interesante sobre la última etapa de Francisco de Goya, de la que se revela su observación intensa por la naturaleza humana y su juego con la fantasía.

Estos dibujos que Goya pintó en su vejez reflejan además la fascinación que el pintor tuvo durante toda su vida por la superstición y la brujería.

La primera página del álbum fue descubierta recientemente e introduce una secuencia de dibujos que muestran brujas levitando con una escoba, volando o cayendo en la nada.

Otros de los números de la colección presentan ilustraciones como una bruja mayor con bastón que lleva a unos cuantos niños en su espalda y una señora cayendo de cabeza desde un acantilado.

La muestra incluye también algunos de los dibujos pertenecientes a sus otros álbumes que ponen en contexto a “las brujas y personas mayores”, como el álbum de “los caprichos” y el de “la inquisición” .

Un total de 16 museos de todo el mundo, junto con colecciones privadas, han prestado sus dibujos para esta exposición.

Entre ellos, el museo del Prado de Madrid, que ha cedido algunos de los dibujos para enmarcar el contexto de esta muestra, pero ninguno del álbum de “las brujas y personas mayores”.

“El Prado nos ha dejado dibujos de varias épocas, sobre todo del álbum llamado Inquisición y también magníficas reproducciones del final de la vida de Goya”, explicó Wilson-Bareau, que colabora con el museo madrileño.