Preocupa mal estado de vías

Rutas importantes de la provincia se encuentran en mal estado debido a que autoridades de Gobierno y municipales no repararan los daños causados por el invierno, situación que  causa atascos y deterioro de automotores, según pilotos y vecinos.

Por Corresponsales / provincia

Vista del mal estado en el que se encuentra el km 52.5, entre El Tejar y la cabecera de Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Vista del mal estado en el que se encuentra el km 52.5, entre El Tejar y la cabecera de Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Una de las rutas de mayor importancia en el país que se encuentra en malas condiciones es la del Atlántico, pues debido a la lluvia y la gran cantidad de transporte pesado que la  utiliza hay trechos intransitables.

El tramo del km 57 al 73, entre Sanarate y Guastatoya, El Progreso, es el más afectado por baches y derrumbes, según pilotos.

Cristóbal  Méndez, transportista, aseguró que el mal estado de la  ruta   daña  los vehículos y retrasa la entrega de mercadería que transportan a puertos y zonas  fronterizas.

Además, se reportan daños del km 77 al 78.5, en El Rancho, San Agustín Acasaguastlán, El Progreso, donde  transitar por la noche o madrugada es una odisea, debido a los baches y la falta de señalización, refirió Rubén Paiz, presidente del Consejo Comunitario de Desarrollo.

De acuerdo con pilotos automovilistas, de Zacapa a Puerto Barrios, Izabal, la carretera tiene muchos baches, pues debido a lo fuerte del invierno gran parte del asfalto se dañó.

La carretera que conduce de Izabal a Petén, principalmente en el km 285, también está dañada, debido a que desde hace más de cuatro años las autoridades correspondientes no le dan mantenimiento, señalaron pilotos.

Los afectados ven con preocupación que no se le ponga atención a una ruta de esa importancia, pues  también conduce a Belice.

Los  afectados aseguran que  en el lugar ocurren asaltos, pues delincuentes  aprovechan que los vehículos circulan a 5km/h  por el mal estado del asfalto.

En Occidente

También se reportan daños en tramos   de la cabecera de Chimaltenango  a  Parramos, San Andrés Itzapa y El Tejar. Así también  en el km 54.5 de la ruta Interamericana, donde hay agujeros de un metro de diámetro por 30 centímetros de profundidad, lo que causa embotellamientos.

En el km 52.5 de la ruta intermunicipal, que entrelaza a El Tejar con la cabecera, existe un tramo que lleva varios años en abandono en el que  hay  agujeros de hasta dos metros de diámetro por  10 centímetros de profundidad, pero la Dirección General de Caminos y el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV) no se hacen responsables.

El gobernador Maynor Mejía,   comentó  que no se le ha dado mantenimiento al tramo porque no estaba registrado, por lo que sugirió al alcalde de la cabecera, Alfonso Elel, que lo efectuara  para que se le asignara personal para la reparación.

Impacto en  turismo

Varios kilómetros de la ruta Las Lagunas, entre San Pedro La Laguna, Sololá y  el km 149 de la ruta Interamericana, está intransitable debido a baches y derrumbes, lo que impacta  en el turismo.

Andrés Chavajay, piloto de una agencia de viajes, manifestó su preocupación por el estado del tramo: “Hay baches en todo el camino y es imposible esquivarlos  y eso afecta el flujo de turistas”.

En el suroccidente

Pilotos que utilizan  la ruta al suroccidente mostraron su inconformidad por   las malas condiciones en las que se encuentra  el trecho entre la cabecera de Escuintla y Santa Lucía Cotzumalguapa, lo que causa daños a  vehículos, accidentes y asaltos.



El tramo entre Escuintla y Santa Lucía Cotzumalguapa está lleno de baches, lo que representa peligro para automovilistas. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)
El tramo entre Escuintla y Santa Lucía Cotzumalguapa está lleno de baches, lo que representa peligro para automovilistas. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)


Señalaron la importancia de esa vía, pues conduce a pasos fronterizos con México y El Salvador.

Carlos Hernández, piloto de transporte pesado, repudió el mal estado en el que se encuentra este tramo y exige a las autoridades que informen en qué están invirtiendo los impuestos.

Francisco Aquino, chofer, señaló que una llanta del vehículo de un familiar estalló  a causa de los baches, y cuando la reparaba  fue asaltado.

Afecta agricultura

Otra carretera que está en malas condiciones es la que une a San Rafael Las Flores y Casillas, Santa Rosa, lo que perjudica  a  agricultores que no pueden transportar  sus cultivos para comercializarlos, comentó Mario Galeano, perjudicado.



Ruta entre San Rafael Las Flores y Casillas, Santa Rosa. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona)
Ruta entre San Rafael Las Flores y Casillas, Santa Rosa. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona)


Yessin Orantes, vecino, señaló  que en años anteriores los alcaldes de ambos municipios le daban mantenimiento a la ruta, pero como perdieron las elecciones le  dejan ese compromiso a las autoridades electas.

Leonel Morales, alcalde de  San Rafael Las Flores,  expuso que ya envió una solicitud al CIV, pero aún falta que den la respuesta.

La Ruta al Polochic,  que  comunica a cinco municipios de Alta Verapaz con El Estor, Izabal, está intransitable, principalmente en el tramo   que une a Tucurú con Santa Catalina La Tinta, aunque también hay trechos en mal estado entre Tamahú y Tucurú, y Santa Catalina La Tinta y Panzós, según residentes del lugar.

Boris Chinchilla, conductor, expuso: “He viajado por esta ruta desde  1987 y en 28 años nunca había estado en tan pésimas condiciones”.

Se buscó la versión del CIV, pero al cierre de esta edición la solicitud hecha a Esbin Véliz, de comunicación social, no había sido respondida.

Reparan con fondos propios

Debido a que el Gobierno y municipalidades no asumen  su responsabilidad,  comerciantes y líderes políticos han tomado la iniciativa de reparar algunos  tramos dañados.

En Génova, Quetzaltenango, la alcaldesa electa, Sheily Vásquez, y un grupo de vecinos, con apoyo de comerciantes que  aportaron materiales y maquinaria, rellenaron baches en ocho kilómetros de la vía que une a las comunidades San Miguel Morazán y San Antonio con el km 207 de  la ruta al suroccidente.

Además,  propietarios, pilotos y ayudantes  que integran la Asociación de Microbuseros de San Antonio Ilotenango, Quiché, compraron materiales de construcción y aportaron mano de obra para  bachear la ruta que comunica a ese municipio con la cabecera y    Totonicapán, pues a pesar de la importancia que esta vía tiene para los vecinos del lugar, las  autoridades no la reparan.

Reparan con fondos propios

Debido a que el Gobierno y municipalidades no asumen  su responsabilidad,  comerciantes y líderes políticos han tomado la iniciativa de reparar algunos  tramos dañados.

En Génova, Quetzaltenango, la alcaldesa electa, Sheily Vásquez, y un grupo de vecinos, con apoyo de comerciantes que  aportaron materiales y maquinaria, rellenaron baches en ocho kilómetros de la vía que une a las comunidades San Miguel Morazán y San Antonio con el km 207 de  la ruta al suroccidente.

Además,  propietarios, pilotos y ayudantes  que integran la Asociación de Microbuseros de San Antonio Ilotenango, Quiché, compraron materiales de construcción y aportaron mano de obra para  bachear la ruta que comunica a ese municipio con la cabecera y    Totonicapán, pues a pesar de la importancia que esta vía tiene para los vecinos del lugar, las  autoridades no la reparan.

Agilizan reparación

Junior Salguero,  gobernador  de Escuintla, dio  a conocer  que  informó a la Dirección General de Caminos sobre  el mal estado de la ruta al suroccidente, por lo que autoridades de esa entidad  se comprometieron  a repararla durante noviembre.

Caminos solo informa

Mario García,  delegado de  la Dirección General de Caminos en Santa Rosa, señaló   que desde que  el expresidente Álvaro Arzú privatizó la construcción de rutas ellos solo hacen informes y que el CIV  delega a Covial para contratar constructoras que se encarguen  de reparar vías.

Por  A. Coyoy, O. Cardona, V. Chamalé, C. Paredes,  E. Sam, A. Julajuj,  O. Figueroa, H. Contreras y V. Gómez.