Reforestan bosque nuboso

Un grupo de estudiantes, con el apoyo de varias empresas privadas, llevó a cabo una jornada de reforestación en el corredor del bosque biológico nuboso, en la aldea Niño Perdido, en Salamá, y que limita con Purulhá, Baja Verapaz.

Por Carlos Grave

Dos niños  siembran un árbol, durante una  jornada de reforestación en Salamá, Baja Verapaz.
Dos niños siembran un árbol, durante una jornada de reforestación en Salamá, Baja Verapaz.

Organizadores indicaron que es el cuarto año consecutivo que realizan la actividad, con el objetivo de sensibilizar y promover la participación de la niñez y juventud en actividades ecológicas.

Karla Mercedes Samayoa, del movimiento Reforestemos Purulhá, detalló que con ayuda de empresas y establecimientos educativos públicos de primaria y ciclo básico sembraron cipreses y pinos de especie maximinoi, y que participaron unas 500 personas, la mayoría estudiantes.

“El corredor biológico del bosque nuboso está siendo depredado de manera acelerada, y es uno de los más grandes de Centroamérica que aún se puede apreciar”, explicó Samayoa.

Lorena Flores, del departamento de Comunicación de Energuate, dijo que este es el segundo año que esa empresa participa en esta actividad, y que en esta ocasión donó cuatro mil arbolitos para apoyar la reforestación.