Política

Casos de corrupción opacan a clase política

Por José Manuel Patzán

Los analistas Andrea Morales y Jorge Wong —al centro— conversan con el editor Carlos Castañaza y el periodista José Manuel Patzán, durante el programa Diálogo Libre.
Los analistas Andrea Morales y Jorge Wong —al centro— conversan con el editor Carlos Castañaza y el periodista José Manuel Patzán, durante el programa Diálogo Libre.

La corrupción que ha salido a luz en los últimos días ha provocado la desconfianza de la población, en la capital y la provincia, debido a la poca credibilidad y legitimidad que demuestran las agrupaciones políticas que participan en la contienda electoral, aseguran la politóloga Andrea Morales y el observador electoral Jorge Wong, quien considera que el ganador en los próximos comicios lo hará con un margen muy bajo de votos.

¿La crisis política opaca la campaña electoral?

Morales: Sí, definitivamente los casos de corrupción han venido a recaer en la clase política. Los ciudadanos no quieren más de lo mismo, y eso hace que veamos un proceso electoral deslucido porque la gente no está de acuerdo en lo que ofrecen. Por otro lado vemos que el proceso de empadronamiento, donde se han registrado largas filas de personas, demuestra que hay intención de participar, aunque no querrán cancioncitas de campaña, sino propuestas concretas.

Wong: Es un proceso atípico porque justo con el destape de todos estos problemas se da el proceso electoral. La gente ahora tiene más lineamientos sobre los planes de gobierno, la población no está contenta con el desempeño del proceso electoral.

¿Crecerá la participación de la juventud?

Wong: Basta con ver que en las manifestaciones los que más participan son jóvenes. Es elemental que todo esto se encauce hacia algo. Pero también vemos realidades diferentes y nos preguntamos: ¿por qué el sector maya no se pronuncia?, pero es por una cuestión tan sencilla, debido a que ellos se preocupan en ver qué van a sembrar en este invierno y primero ven cómo sobrevivir. Por eso es que no tienen tiempo para pronunciarse en temas electorales.

Morales: Hay que ver que es la primera vez en la historia del país en que se da una crisis en medio del proceso electoral y entonces la juventud es la que tiene más fuerza para salir a demandar un bien común.

Veo una deficiencia del Tribunal Supremo Electoral, porque al no dar información en el tema de empadronamiento, los más afectados fueron los jóvenes, sobre todo los que acaban de cumplir 18 años.

¿Creen que ya hay propuestas o está menguando todo?

Wong: Hay propuestas, dentro de la Usac se trabaja en una plataforma para reformar el Estado. Para el 13 de junio se tiene programada otra convocatoria de participación de todas las personas. Son 95 organizaciones, entre ellas la Cicig —Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala—. Con esto pretendemos que se levante la plataforma para que se dé certeza a los cambios. También se pretende hacer cambios a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, pero hay que estar conscientes de que estos serán para el 2019.

Morales: Las manifestaciones se han reducido con cada sábado, pero es importante que se mantenga la demanda hacia los candidatos, para que sean más serios en sus propuestas.

¿Los partidos seguirán con el efecto de ganar votos a través de los regalos?

Wong: El ganador en las elecciones lo hará con muy bajo porcentaje de votos, talvez con 500 mil o un millón, y el margen de maniobra para gobernar será muy bajo. Si el Gobierno hace bien su trabajo, la población lo va a aceptar; si no, la gente va a salir de nuevo a las calles.

Los partidos políticos actualmente están sumamente desgastados y destinados a la muerte 20 o 25 años después de que llevan a alguien a la Presidencia.

¿Los incidentes entre simpatizantes y opositores a campañas podrían incrementarse?

Wong: Podría, pero esperemos que haya cordura para que se expresen con carteles, pero no llegar a enfrentamientos.

Morales: Hay que canalizar todas las expresiones a los partidos políticos para buscar una reforma a la Ley Electoral de manera pronta e integral.