Magnolio y su familia reciben ayuda

Luego de que se diera a conocer el caso de Magnolio Aquino, un niño que vende utensilios de barro en Chiquimula, lectores de Prensa Libre le llevaron ayuda. 

Por Edwin Paxtor / Chiquimula

Magnolio Aquino Bojórquez y su mamá Silvestra Bojórquez Felipe junto a las dos personas que les brindaron ayuda. (Foto Prensa Libre: Edwin Paxtor).
Magnolio Aquino Bojórquez y su mamá Silvestra Bojórquez Felipe junto a las dos personas que les brindaron ayuda. (Foto Prensa Libre: Edwin Paxtor).

La situación del menor causó revuelo la semana pasada, luego de  que un agente de la Policía Municipal de Tránsito (PMT) de Chiquimula le destruyera parte de su mercadería con un autopatrulla, cuando trataba de ingresar el vehículo al parque central para retirar desechos. 

En la comunidad El Carrizal, en la cabecera, la familia del niño de 10 años recibió a Amílcar Morales y Marco Antonio Ciudad Real, quienes efectuaron un viaje de varias horas por un camino de terracería para llevarles alimentos.

La donación recibida por la familia del niño consistió en maíz, frijol y juguetes para Magnolio y sus hermanos; además, Morales y Ciudad Real ofrecieron un aporte económico para que el pequeño estudie y cumpla su sueño, ser médico.

Morales agradeció a Prensa Libre por involucrarse en el caso del pequeño y dar a conocer sus necesidades. Añadió que luego de ver la publicación, decidió viajar a la casa de la familia y entregarles los alimentos.

Incidente

Silvestra Bojórquez Felipe, madre del menor, dijo que el viernes último, por una llamada telefónica se enteró de lo que le había ocurrido a su hijo, cuando una autopatrulla le destruyó parte de su mercadería de barro que ofrecía.

Bojórquez añadió que Magnolio le ayuda a vender desde que tiene 7 años, con el propósito de aportar económicamente a la familia y comprar alimentos para sus hermanos.

“Somos muy pobres, nos ha costado salir adelante con nuestros hijos, ya que tuvimos 14 y Magnolio es de los más grandes.  Algunos trabajan por su cuenta, pero mientras estuvieron pequeños buscamos la comida para ellos”, dijo la mujer.

“Todos tenemos derecho de vender, no nos pueden vedar esto, ya que somos gente humilde y queremos trabajar  y no robar”, manifestó la madre del pequeño.

Vecinos de la cabecera de Chiquimula manifestaron su preocupación por el hecho en el que el niño perdió parte de su mercadería; además; pidieron a las autoridades locales más control en el trabajo  de los agentes de la PMT.



El menor y su mamá muestran uno de los artículos de barro que venden en la ciudad de Chiquimula. (Foto Prensa Libre: Edwin Paxtor).
El menor y su mamá muestran uno de los artículos de barro que venden en la ciudad de Chiquimula. (Foto Prensa Libre: Edwin Paxtor).


Rolando Arturo Aquino Guerra, alcalde de Chiquimula, manifestó que no ha dado ninguna orden para reprimir a vendedores ambulantes, y aseguró que le han llamado la atención al agente que ocasionó el incidente.

Aquino dijo que la el departamento de Recursos Humanos de la Municipalidad recibirá cualquier tipo de denuncias contra empleados que se involucren en cualquier altercado con la población.