Comunitario

Retienen ambulancia en protesta; bebé que era trasladado fallece

Mauricio Leonardo Sinay, de 1  año y 6 meses, falleció en el Hospital General San Juan de Dios el pasado miércoles, por no haber sido tratado a tiempo por problemas respiratorios, debido a que un grupo de vecinos que protestaba contra un destacamento militar instalado en San Pedro Ayampuc retuvo la ambulancia que lo trasladaba.

Por José Manuel Patzán

Familia y vecinos asisten a los oficios religiosos previo al sepelio del bebé, en San Pedro Ayampuc. (Foto Prensa Libre: Érick Avila)
Familia y vecinos asisten a los oficios religiosos previo al sepelio del bebé, en San Pedro Ayampuc. (Foto Prensa Libre: Érick Avila)

La madre del niño y paramédicos de la estación de los Bomberos Voluntarios confirmaron que el conductor de la ambulancia fue agredido en el rostro la mañana del miércoles en ese municipio por pobladores   inconformes con la   instalación de un destacamento militar.

Los afectados dijeron que los señalaban de llevar escondido en el vehículo de emergencia al alcalde de esa localidad, por lo que les bloquearon el paso, mientras el niño sufría por no poder respirar.

“Decían que en la ambulancia llevaban al alcalde. El personal estuvo retenido unos 20 minutos. Al conductor le tiraron basura en la cara para que no pudiera continuar, y querían abrir la ambulancia”, refirió un socorrista, quien aseveró que los inconformes intentaron agredir físicamente al piloto y al paramédico que iban en la ambulancia; pero al constatar que solo iba el niño y dos mujeres, los dejaron pasar.

El bombero mencionó que cuando trasladaban al menor al nosocomio, se encontraba con vida.

“El niño murió en el hospital. Ese tiempo que nos retuvieron a los paramédicos fue especial; si no los hubieran retenido —los médicos—, hubieran tenido más tiempo de trabajar”, aseveró.

Suplicó por su hijo

Brenda Roxana Monroy, madre del menor, dijo llorando  que a pesar de suplicar para que dejaran pasar la ambulancia, los culpaban de ser cómplices del jefe edil.

“Nos dijeron que si ahí iba el alcalde, que se bajara, y que también se bajara el piloto de la ambulancia. Le  tiraron tierra y piedras, pero sobre su conciencia va a  quedar la muerte de mi bebé”, lamentó Monroy.





Agregó: “Ellos no llevaban a nadie escondido, solo al bebé; y él necesitaba oxígeno. Esa gente siempre está haciendo protesta; las camionetas las paran constantemente”.

Otra familiar del menor aseguró que los responsables de los bloqueos son personas que dicen integrar la resistencia contra una empresa de explotación minera.

“Al llegar al hospital, al niño le pusieron aparatos en el corazón y los médicos dijeron que le daban 20 minutos para que reaccionara; pero después de ocho, murió”, mencionó la madre.

Indicó que el bebé en días anteriores solo había presentado un leve resfriado, pero observaron que tenía dificultad para respirar y por eso llamaron a los socorristas.

No quieren militares

Las protestas y bloqueos de un grupo de vecinos en San Pedro Ayampuc comenzaron la noche del martes, cuando llegó un contingente de soldados a petición del alcalde de ese municipio.

Los inconformes no permitieron el ingreso de las fuerzas castrenses, con el argumento de que el jefe edil solo busca su seguridad personal y para resguardar a  una empresa  minera.

El destacamento militar fue instalado a pocas calles del edificio municipal y el personal fue distribuido en colonias y aldeas que colindan con ese municipio.



Vecinos acompañan  el sepelio de Mauricio Leonardo Sinay,  quien era trasladado en estado delicado al Hospital General  por problemas respiratorios. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Vecinos acompañan el sepelio de Mauricio Leonardo Sinay, quien era trasladado en estado delicado al Hospital General por problemas respiratorios. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)