Comunitario

Consulta externa en el Hospital Roosevelt se reabrirá el lunes

Después de un mes de mantener cerrada el área y aunque persisten los problemas de abastecimiento, los médicos del Hospital Roosevelt decidieron atender a partir del lunes a los pacientes de la consulta externa.

Por Andrea Orozco y Geldi Muñoz

El próximo lunes el Hospital Roosevelt reabrirá la consulta externa, pese al desabastecimiento de medicina y material quirúrgico. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El próximo lunes el Hospital Roosevelt reabrirá la consulta externa, pese al desabastecimiento de medicina y material quirúrgico. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Los profesionales tomaron la decisión después de constatar que la mayoría de insumos básicos y necesarios para la atención de los pacientes ya ingresó al hospital, aunque  en una cantidad limitada, por la millonaria deuda que se mantiene a los proveedores.

Aunque la atención se retomará el lunes próximo debido a que los pacientes requieren asistencia médica, los médicos pidieron comprensión a la población, pues las actividades no serán normales.

“Según una proyección, con el ritmo actual de trabajo, algunos de estos insumos nos alcanzarán para tres o cuatro semanas”, dijeron los representantes de la Junta Directiva del hospital.

Como ejemplo de los servicios que no se prestarán con normalidad, los médicos mencionaron el laboratorio, ya que la cantidad de reactivos con la que se cuenta alcanza solo para nueve días. Además, hay dos medicamentos que hacen falta y que se compensarán con similares.

Las cirugías programadas siguen suspendidas  pues la cantidad de insumos alcanza solo para tres semanas según los profesionales, quienes se mantendrán en asamblea abierta para analizar cualquier cambio que ocurra en el hospital.

Proveedores exigen pagos 

Un grupo de empresas proveedoras de insumos médicos quirúrgicos acudieron al Ministerio de Salud para exigirles que se les pague la deuda que les tienen, incluso desde 2013.

Romeo Letona, representante de la empresa Dimédica, indicó  que se reunieron varios proveedores de insumos médicos quirúrgicos para entregar una carta al Ministerio de Salud y solicitar una respuesta respecto del pago de la deuda.

Letona agregó que se les dice que se les va a pagar y nunca hay algo concreto, y no ven que tomen decisiones ni aparecen las facturas en proceso de pago.

Agregó que les preocupa que el año va a terminar y que el Ministerio no se ponga al día con las deudas.

“Hemos tenido buena voluntad de seguir despachando el material médico que a los guatemaltecos les sirve para su salud”, expresó Letona. Asimismo agregó que quieren que se les escuche y planten de qué forma el ministerio a través de sus diferentes unidades ejecutoras les va a cancelar para así evitar el desabastecimiento, ya que ellos han estado anuentes a proveedores pero como empresa necesitan el pago para subsistir.

Los empresarios entregaron una carta para pedir que el titular de salud, Mariano Rayo, les atienda por medio de sus viceministros.

Letona resaltó que la deuda es millonaria, sin precisar el monto, ya que ellos son un pequeño grupo que se organizó pero hay muchos más.

“Nosotros no queremos ni amenazar, ni nada, pero si queremos que se nos trate como empresarios que somos y también que se nos den las cuentas claras de qué y cómo van a hacer para pagar (…) Hasta ahorita nos estamos organizado con los amigos proveedores y queremos ser escuchados primero, antes de tomar una decisión”, aseveró.

Pidieron renuncia

El 4 de noviembre, la Junta Directiva del hospital decidió dejar de atender en la consulta externa y no efectuar cirugías programadas debido a la crisis de abastecimiento en el nosocomio.

La medida se mantuvo pese a que el ministro de Salud, Mariano Rayo, afirmó que ya se había hecho un traslado de recursos financieros.

La semana pasada, los médicos indicaron que no tenían al menos 63 artículos, como  antibióticos, y que el mayor riesgo de escases se reflejaría en los intensivos del nosocomio  pidieron la renuncia del ministro de Salud, Mariano Rayo.

La solicitud se efectuó porque el funcionario envió una circular a la dirección del hospital en donde se les apercibía por el cierre de la consulta externa, lo que fue tomado como una forma de amenaza, represión y coacción.

A la solicitud también se sumaron los médicos del Hospital General San Juan de Dios, quienes desde hace semanas aseguran que se sostienen de la caridad pública, pues no cuentan con recursos financieros ni insumos suficientes para atender a la población.