Comunitario

¡Cuidado! Prevenga los gastos hormiga

¿Quiere ahorrar? ¿Tiene planes para ejecutar un proyecto y necesita más dinero? Cuide los llamados gastos hormiga.

Por Urias Gamarro

La mayoría de gastos hormiga se hacen sin pensar, son emocionales y se realizan de poco en poco. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La mayoría de gastos hormiga se hacen sin pensar, son emocionales y se realizan de poco en poco. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

En economía práctica se dice que hay que cuidar más los centavos, porque los quetzales se cuidan solos.

Ese principio, según los especialistas en finanzas personales, es lo que se debe priorizar al momento de decidir ahorrar en gastos familiares, conseguir un mejor rendimiento del dinero y evitar las compras innecesarias.

¡Así que ojo! Ya que si en algún momento percibe que en su presupuesto hay más compras y siente que ya no le alcanza, pueda ser que esté incurriendo en gastos hormiga.

¿Qué tipos hay?

En Guatemala no se cuenta con un índice que pueda medir este tipo de comportamiento, el único instrumento que existe es el índice de precios al consumidor, que solo refleja tendencia de consumo.

Para el economista independiente, Juan Alberto González Jacobo, hay cinco gastos hormiga que pueden determinar la experiencia del guatemalteco.

Q137

diarios era el costo para la adquisición de 26 bienes básicos, en abril.

El primero se refiere a cuando los gastos pequeños se convierten en un patrón constante.

Por lo general, son gastos reactivos, que responden a la emoción o un momento en el que predomina un deseo temporal.

En segundo lugar, el gasto periférico, que está asociado al constante. Un ejemplo es el consumo de bebidas carbonatadas y que junto a estas se adquieren boquitas, o en el caso del fumador, dulces o chiles.

Sin darse cuenta, estos desembolsos, pueden agrupar un buen porcentaje de los gastos no planificados.

Las compras pueden ser de artículos innecesarios o superfluos, que tienen poca vida o incluso no ofrecen garantía, pero que satisfacen el deseo momentáneo.

El tercero son los gastos callejeros, en los que los vendedores ambulantes juegan un papel importante. Los gastos para recreación y entretenimiento, pueden entrar en esa categoría, ya que son poco usuales en el mes, pero pueden ser elevados.

Pero, ¿Cómo evitarlos?

1. Basado en su presupuesto mensual, haga uno por semana. Calcule una cantidad y no se pase de ese monto.

2. Use cupones. Algunas empresas ofrecen productos dos por uno, o con descuento.

3. Si suele comer afuera, en horas de trabajo, lleve almuerzo, refacción o cena de casa.

4. Lleve con usted el efectivo necesario, o si usa tarjeta de crédito y es una tentación, evite llevarla todo el tiempo.