Comunitario

Desalojados piden al Presidente cumplir medidas de CIDH

Las familias desalojadas del Valle del Polochic en el 2011 piden al presidente Jimmy Morales que cumpla con las medidas cautelares dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Por Manuel Hernández

El Comité de Unidad Campesina (CUC)efectuó conferencia de prensa para hablar sobre los posibles desalojo (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)
El Comité de Unidad Campesina (CUC)efectuó conferencia de prensa para hablar sobre los posibles desalojo (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)

Los afectados piden al Organismo Ejecutivo que cumpla con las recomendaciones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) de suspender todos los desalojos hasta que sea adoptada una legislación que impida los desalojos forzados.

Además, piden al mandatario, en su calidad de jefe de Estado, que asuma y cumpla el compromiso de otorgar tierra y brindar un reasentamiento digno que cumpla con el compromiso de entregar tierra a las 578 familias restantes que fueron desalojadas violentamente en el Valle del Polochic.





Entregan tierras

Hasta la fecha solamente han obtenido tierra 140 familias y existe una negociación de adquirir una finca donde se podrían asentar otras 82 familias, quedan pendientes 578 familias.

Ante el incumplimiento del Estado de entregar alimentación, seguridad, albergue y salud a las familias afectadas del Polochic como lo demandó la CIDH, las familias se asentaron de nuevo en las tierras de donde fueron desalojadas en el 2011, las cuales son propiedad del ingenio Chabil Utzaj.

Debido a esto, la empresa solicitó a la oficina del Ministerio Público en Santa Catalina la Tinta, Alta Verapaz, que promoviera una orden de desalojo para las comunidades Bella Flor, Paraná y las Tinajas a pesar que existen ofertas hachas al Fondo de Tierras de adquirir esas fincas para esas familias.





Los afectados rechazan el análisis de riesgo que hizo la Policía Nacional Civil en el que los criminaliza y acusa de estar armados y listos para enfrentarse a las fuerzas de seguridad del Estado.

También denuncian que el expresidente Otto Pérez Molina se comprometió a dar cumplimiento a las medidas cautelares y adquirir tierras para las familias, sin embargo el dinero que se tenía previsto para la compra de fincas fue desviado por las autoridades de Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz) y fueron recuperados Q27 millones.

Luego de esto los directivos de Fondo de Tierras y la Secretaría de Asuntos Agrarios desviaron Q14 millones para responder a otros compromisos.