Comunitario

Primeros días de agosto serán lluviosos

La precipitación pluvial satura el suelo y crea peligro en oriente y en la cadena volcánica, señalan expertos.

Por Natiana Gándara / Guatemala

Cinco ondas tropicales se dirigen a Guatemala y provocarán lluvias en los próximos días. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Cinco ondas tropicales se dirigen a Guatemala y provocarán lluvias en los próximos días. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El comienzo de agosto estará marcado por un aumento en la lluvia en todas las regiones del país, debido a una onda del este que afectó al territorio. Se espera que entre mañana y el  jueves ingrese otra onda al territorio nacional y genere  un incremento de la precipitaciones pluviales, las cuales serían más intensas en el sur y el centro de Guatemala.

Se prevé que exista ambiente cálido durante el día y la lluvia esté acompañada de actividad eléctrica, particularmente durante la noche.

“Estas son condiciones normales de la época, el paso de ondas del este y la inestabilidad en el Pacífico. Las condiciones en la región son neutras”, señaló César George, meteorólogo del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh).

El experto destacó que esas condiciones se tienen desde hace meses y que la región no está influenciada   por los fenómenos de  El Niño ni de La Niña.

Peligro

La lluvia fue abundante durante el fin de semana en el oriente y la cadena volcánica, y durante esta semana hay un pronóstico similar, señaló George.

José Toledo, oficial de monitoreo de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), dijo que por esta razón pueden registrarse  deslizamientos en esas regiones del país.

Afirmó que la Conred mantendrá el monitoreo y de ser necesario alertará sobre el aumento en la vulnerabilidad en zonas determinadas.

Hasta el momento, el país tiene entre 20 y 40 por ciento de humedad en el suelo, situación que podría cambiar en el transcurso de esta semana, señaló Pablo Barrios, de la Sección de Hidrología del Insivumeh.

Nils Leporowsky, presidente de la Cámara del Agro, aseguró que “el régimen de lluvia no tiene incidencia sobre nosotros”.

“Por supuesto cualquier exceso de lluvia que traiga inundaciones y daños sí afectaría. Entre los cultivos más sensibles están el banano y algunas hortalizas, pero los demás cultivos como el café, hule y palma africana no tienen mayores problemas con la lluvia intensa”, aseguró Leporowsky.

El presidente de la Cámara del Agro agregó que las últimas épocas lluviosas han estado bajas por lo que un poco más de lluvia ayudaría a subir los caudales de los ríos.

Monitoreo

El Insivumeh vigila el movimiento de la tormenta tropical Emily, que se formó ayer en la madrugada, pero que no representa peligro para el país, debido a que se desplaza hacia el norte.  

Además se mantiene atento a un sistema de baja presión  en el Pacífico que, pese a estar mar adentro, favorece a que el oleaje se mantenga alto.