Comunitario

Persiste el riesgo para recolectores en el relleno sanitario

Cuatro horas después de que César Otoniel Ixel, de 26 años,  removiera basura con sus manos y sin protección en el relleno sanitario de la zona 3 logró recolectar cobre.

Por Edwin Pitán

Los recolectores de deshechos en el relleno sanitario de la zona 3, trabajan sin ningun tipo de protección. (Foto Prensa Libre: E. Bercian)
Los recolectores de deshechos en el relleno sanitario de la zona 3, trabajan sin ningun tipo de protección. (Foto Prensa Libre: E. Bercian)

Ixel el martes pasado dio una entrevista a Prensa Libre y relató: “Mi cuñado y un amigo murieron en el derrumbe —el 27 de abril último—. Nos dijeron que confiáramos en Dios  y después ya nadie los buscó”.

Han pasado 78 días desde que ocurrió el derrumbe en el patio 6 del relleno sanitario, que dejó 26 desaparecidos, pero los riesgos para los recolectores de desechos continúan. Los llamados guajeros  pueden pasar ocho horas diarias caminando entre la basura,  labor que realizan sin protección.

“Mi cuñado Raúl López y su sobrino Giovani ya no aparecieron. No los pudimos enterrar. Yo sigo buscando chatarra y pusieron unas bocinas —la comuna— para avisar si hay derrumbes, pero nada es seguro adentro del basurero”. César Otoniel Ixel, recolector.

Autoridades de la Municipalidad de Guatemala,   que administra el vertedero, informaron el día de la tragedia que los recolectores autorizados tienen un carné que les permite ingresar al área. De los 26 soterrados se dio a conocer que 18 no tenían autorización parar entrar al relleno sanitario.

Durante la visita realizada, en el ingreso principal del vertedero, recolectores entraban y salían sin que los agentes de la Policía Municipal que custodian el lugar les pidieran alguna identificación o autorización.

Deficiencias

La investigadora del Centro de Estudios Urbanos y Regionales de la Universidad de San Carlos  Amanda Morán  señaló: “Hay falencias en la administración. Los recolectores trabajan sin guantes, sin mascarillas, sin cascos y no tienen botas”.

El vocero de la comuna capitalina, Carlos Sandoval, indicó que los policías municipales sí piden carné autorizado a recolectores para que entren al relleno sanitario.

“Los recolectores entran —al basurero— bajo su propia cuenta y riesgo. Es un compromiso de responsabilidad por parte de ellos. Además, los patios 6, 7 y 8 están restringidos.  Los policías no permiten el ingreso a quien no tenga carné”, sostuvo Sandoval.