Comunitario

Salud no puede cubrir trastornos mentales

Guatemala dispone solo de 108 psiquiatras activos, la cartera de Salud no puede cubrir trastornos mentales y los servicios de salud mental se centralizan en la capital y siete departamentos.

Por Geldi Muñoz

En la actualidad, el Hospital Nacional de Salud Mental Federico Mora concentra la atención del ramo, pero enfrenta falta de personal médico y de enfermería para atender a los pacientes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
En la actualidad, el Hospital Nacional de Salud Mental Federico Mora concentra la atención del ramo, pero enfrenta falta de personal médico y de enfermería para atender a los pacientes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Pese a que la depresión y la ansiedad son padecimientos frecuentes en el país, existe una debilidad en la atención debido a la falta de personal especializado que atienda a toda la población en el área de salud pública.

En el mundo, casi una  de cada 10 personas padece un trastorno mental, pero solo el uno por ciento del personal sanitario mundial presta sus servicios en la esfera de la salud mental, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Casi la mitad de la población mundial vive en países donde hay menos de un psiquiatra por cada 100 mil habitantes”, cita un informe de la institución.

En el caso de Guatemala, la debilidad es fuerte, ya que solo 108 profesionales están activos en la Asociación de Psiquiatras de Guatemala. Enrique Mendoza, director del Centro de Atención Integral de Salud Mental, del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), estima que la cifra total no supera los 150.

Otro problema que redunda en la falta de atención psiquiátrica a la población es que el 30 por ciento de los profesionales son mayores de 50 años. Irma Pérez, jefa del Departamento de Programa de Descentralización del Hospital Nacional de Salud Mental Federico Mora, asegura que un buen grupo de psiquiatras ya está jubilado y la gran mayoría no está dispuesto a trabajar en la provincia por falta de incentivos.

Según el Programa de Salud Mental del Ministerio de Salud, en la red hospitalaria en la provincia laboran nueve psiquiatras —uno en Petén, dos en Quiché, uno en Retalhuleu, dos en Chimaltenango, uno en Santa Rosa y dos en Jutiapa—. Mientras que en el Federico Mora tienen 14, entre ellos el director y subdirector.

Pérez refirió que hay otro psiquiatra en Sololá que no reporta Salud.

Sin atención

La OMS estima que para 2020  la depresión será el segundo padecimiento más prevalente de todas las enfermedades, y en el 2030 será la primera.

Para Mendoza, la morbilidad más frecuente es un trastorno mixto de ansiedad y depresión, luego siguen los trastornos de ansiedad, depresivos y la  bipolaridad.

“O sea que el trastorno del estado del ánimo es una de las enfermedades que más requiere atención en los años venideros”, indicó.

Las causas, según el profesional, son los problemas medioambientales, sociales, de violencia, de desintegración familiar así como a factores  laborales y sentimentales; las mujeres son las más vulnerables.

Ninette Alburez de Von Ahn, coordinadora del Programa de Salud Mental del Ministerio de Salud, señaló que trabajan para   fortalecer el primer y segundo nivel de atención para que en los puestos y centros de salud, que no cuenta con personal especializado, identifiquen de manera temprana a una persona con un trastorno mental o que esté predispuesto a padecerlo. “Y entonces desde la localidad y la comunidad se pueda intervenir sin necesidad de subir a un nivel de atención más alto. Ahora si tuviera necesidad, se tiene que referir”, indicó.

Agregó que se busca descentralizar y desinstitucionalizar a todos los pacientes de salud mental, ya que ahora se concentran en el Federico Mora.

Alburez comentó que en un mapeo  les reportaron que los psiquiatras que se encuentran en la provincia solo atienden discapacidad mental, no trastornos, pero en algunas áreas de salud dan cobertura en psicología y unidades de salud mental.

Explicó que el trastorno mental es un conjunto de síntomas y signos que hacen reconocer a una persona con una dificultad en el área emocional, psicosocial, familiar, laboral; y la discapacidad es una secuela o una consecuencia de un trastorno  mental, por ejemplo la depresión o el alcoholismo, que están muy asociados.

Resaltó que en el programa se trabaja con otras instituciones en la iniciativa de salud mental para fortalecer la atención y descentralizarla.

IGSS cuenta con cuatro programas

Enrique Mendoza, director del Centro de Atención Integral de Salud Mental del Seguro Social, comentó que tienen cuatro servicios —consulta externa, hospitalización, emergencia y hospital de día—. Agregó que en el 2016 registraron 48 mil 804 consultas en los cuatro servicios, de las cuales casi 43 mil corresponden a consulta externa. En este servicio el paciente  recibe tratamiento, proceso psicoterapéutico y medicamentos.

“Tenemos hospitalizados 468 pacientes, emergencia ha asistido a dos mil 726 pacientes y el resto está en los otros servicios”, aseveró, e indicó que el 30 por ciento de los pacientes son de la provincia, a quienes les brindan transporte.

Añadió que aunque los servicios especializados están centralizados, las otras unidades de atención en la capital y los departamentos tienen unidad de psicología.

Agregó que entre los trastornos más frecuentes que atienden están: depresión, ansiedad, trastorno bipolar y los relacionados con bebidas alcohólicas.

En la actualidad, el centro cuenta con 15 psiquiatras profesionales. El Seguro Social tiene una escuela de postgrado que forma a profesionales de esta rama de la salud.

Atención pública

  • El Hospital Federico Mora atiende en promedio  entre 150 y 200 pacientes cada día en la consulta externa. Tiene hospitalizados entre 330 y 350.
  • El presupuesto que se asignó para ese nosocomio en el 2016 fue de Q53 millones y se logró una ampliación de Q6 millones.
  • El hospital  cubría el 80 por ciento de los medicamentos a los pacientes de consulta externa, pero debido a la crisis que hubo en Salud dejó de hacerlo. Ahora se cubre menos de la mitad.
  • La especialista Irma
  • Pérez señaló que  los programas de salud metal en
  • el país tienen atención alta, pero no propiamente
  • psiquiátrica, sino psicológica.
  • Pérez explicó que los psiquiatras son especialistas médicos y normalmente trabajan en áreas de salud hospitalaria, y los del sistema público también se forman en atención psicosocial y psiquiatría infantil y comunitaria.