Comunitario

Confirman contaminación de agua potable en zona 15

Exámenes técnicos solicitados por vecinos de zona 15 de la ciudad capital determinaron que el agua que provee Empagua no es apta para consumo humano por estar contaminada con "aguas de desagües".

Por Henry Pocasangre

El análisis del agua fue practicado por un laboratorio privado a petición de los vecinos. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
El análisis del agua fue practicado por un laboratorio privado a petición de los vecinos. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

La inquietud de los vecinos surgió luego de un brote de enfermedades gastrointestinales en el sector de Vista Hermosa I, zona 15 de la ciudad capital, por lo que un grupo de residentes decidió tomar muestras del líquido distribuido por la municipalidad de Guatemala.

Los resultados de tres muestras tomadas de distintas viviendas confirmaron que “el agua se contaminó con aguas de desagües”.

Las evaluaciones fueron hechas en un centro especializado privado con agua recolectada el 8 de febrero. Lo certifica una química bióloga quien en las observaciones responde que “el agua analizada no cumple con los requerimientos microbiológicos según la norma NOG 29001. No es apta para consumo humano”.

Byron Mancilla, quien tomó las muestras, explicó que enviaron los resultados a la Empresa Municipal de Agua (Empagua), quienes respondieron que este lunes llegaría expertos para comenzar sus propias evaluaciones.

“Los de la directiva decidieron hacer los estudios por la problemática de que Empagua ya había hecho pruebas y no encontraban nada. Averiguamos laboratorios cercanos y se tomó muestra de tres lugares diferentes. Afortunadamente logramos corroborar con un examen general y queríamos ver si el agua estaba en buenas o malas condiciones, por las enfermedades gastrointestinales que han habido”, expresó Mancilla.

El residente del sector expuso que varios vecinos han presentado problemas, como dolores en articulaciones, vómitos y diarrea. Son unas 150 familias las que habitan en el área evaluada.

“Hay quienes están mandando a pedir pipas de agua o comprando purificada en galones mientras se logra resolver la situación. Ahora se ha visto que hay carencia de agua y creemos que podrían estar limpiando pozos y revisando el agua”, añadió.





Empagua hará pruebas

María José Salas, vocera de Empagua, dijo que reportaron la información de los vecinos al ministerio de Salud y están a la espera de que se fije la fecha en que se llegará a tomar las muestras de agua para ser analizadas en el laboratorio nacional. Sobre el estudio realizado por los vecinos evitó emitir opinión argumentando que se desconoce cómo se tomaron las muestras.

Salas atribuye las enfermedades al brote de un virus y no la contaminación del agua. Según la vocera de Empagua la cartera de Salud está recolectando muestras de agua y encuestas con los vecinos del área y así determinar de dónde proviene el virus.





Confirman tifoidea

Hace unos días un laboratorio privado de Vista Hermosa 2, zona 15, confirmó que en 18 de 20 pruebas practicadas había presencia de Salmonella typhi, bacteria causante de la fiebre tifoidea.

Según el químico biólogo José Fidel Briz, quien hizo los exámenes, hay un “brote” de esa enfermedad en el sector, por el número de casos que ha detectado.

Las salmonellas son bacterias entéricas, es decir, que se alojan en el intestino.

Briz concuerda con el director del sanatorio El Pilar, Víctor López, en que un porcentaje de los pacientes atendidos en los últimos días por el brote de tifoidea provienen de las zonas 9, 10 y 16 —colindantes con la 15— y presentan los mismos síntomas que la semana pasada denunciaron vecinos de la zona 15: náusea, dolor abdominal y diarrea.

Carlos Soberanis, alcalde auxiliar de esa zona, descartó que la causa de la enfermedad sea contaminación del agua y afirmó que espera los resultados de encuestas a residentes.

Problema no es local

La contaminación del agua potable no es un tema local, ya que en varios departamentos se ha reportado enfermedades relacionadas con el consumo de agua sin tratamiento adecuado para el consumo humano.

Miles de pobladores en la provincia, especificamente niños, padecen de enfermedades en la piel y gastrointestinales a causa de que las municipalidades no cloran el agua domiciliar.

En la cabecera de Retalhuleu habitan unas 75 mil familias, quienes aseguran que además de recibir agua sucia, el servicio es irregular.

La misma situación ocurre en Baja Verapaz, donde miles de vecinos reciben agua no apta para el consumo humano. 

El alcalde Ángel Pérez indicó que trabajarán en mejorar el sistema de cloración y las tuberías, que colapsaron. 

Según estadísticas del Departamento de Saneamiento Ambiental del Área de Chimaltenango, de 685 mil habitantes, 156 mil 432 reciben agua contaminada. 

San josé Poaquil, San Pedro Yepocapa, San Andrés Itzapa, Patzún, Santa Apolonia y Tecpán Guatemala, en Chimaltenango, son los más afectados por el agua contaminada.

En Quetzaltenango también se confirmo a través del área de Saneamiento Ambiental que 11 de las 24 comunas distribuyen agua contaminada. Durante el 2016, en Xela se han conocido mil 200 casos de enfermedades diarreicas, por diversas causas, entre ellas consumir alimentos y agua contaminados.