Comunitario

Violencia cobra la vida de dos guardias de seguridad privada

Dos agentes de seguridad privada murieron este lunes, en dos ataques armados registrados en Mixco y Santa Catarina Pinula. 

Por Julio Lara

Dentro de la garita de acceso a la colonia Nueva Montserrat, zona 3 de Mixco, murió el guardia Edgar Morales. (Foto Prensa Libre: E. Paredes)
Dentro de la garita de acceso a la colonia Nueva Montserrat, zona 3 de Mixco, murió el guardia Edgar Morales. (Foto Prensa Libre: E. Paredes)

Édgar Morales, de 28 años, custodiaba una garita en la 14 avenida D y 0 calle de la colonia Nueva Montserrat, zona 3 de Mixco. Los paramédicos al llegar lo encontraron sin su revólver por lo que se presume que el ataque fue para robarle el arma.

Vecinos del sector alertaron a Bomberos Municipales a las 5:30 de la mañana de este lunes; al llegar los socorristas confirmaron la muerte del trabajador. 

El segundo suceso se registró en el sector Joya de Mora, aldea El Pajón, Santa Catarina PInula, a las 8:45 de la mañana. 

El guardia fue identificado como Romeo Vásquez, de 40 años. Junto al cuerpo quedó la escopeta asignada como equipo para brindar seguridad a los vendedores ruteros que son extorsionados.

Los atacantes también dispararon contra el conductor del vehículo, Luis Galicia, 24, que logró refugiarse en una vivienda y no fue alcanzado por los proyectiles.

Las autoridades suponen que los atacantes son pandilleros, operan en el sector y se dedican a cobrar extorsiones. 



Policías resguardan la escena donde murió el custodio de un camión repartidor de frituras en Santa Catarina Pinula. (Foto Prensa Libre: E. Paredes)
Policías resguardan la escena donde murió el custodio de un camión repartidor de frituras en Santa Catarina Pinula. (Foto Prensa Libre: E. Paredes)


El pasado 27 de abril, el custodio y conductor de un camión de embutidos murieron baleados en la calle principal de la aldea El Pajón. 

Las víctimas fueron Eleodoro Choc Yat, 23, y el vendedor Cristopher José Rubén Castillo Ochoa, 23.

En el área de Santa Catarina Pinula se supone que los pandilleros cobran hasta Q300 de extorsión a los vendedores.