Política

Pedro Muadi tuvo una gestión cuestionada en el Congreso

La presidencia de Pedro Muadi en el Congreso es recordada por reuniones secretas y acuerdos fuera del Palacio Legislativo, y por la improductividad en la aprobación de decretos

Por Jessica Gramajo

Muadi, presidente del Congreso en el período 2013-2014, tuvo una gestión cuestionada entre otras cosas por la explosión en contratos de personal que obligó a utilizar Q58.8 millones de los ahorros de ese organismo en salarios.

El 7 de agosto del 2014, Prensa Libre publicó un reportaje sobre cómo las contrataciones de personal se dispararon durante la gestión de Muadi. El total de empleados pasó de dos mil 156 en el 2012 a dos mil 634 en el 2013, lo que representa un incremento de 478 trabajadores.

Esa situación impactó considerablemente en los gastos del Congreso, por lo que el pleno, supuestamente sorprendido en su buena fe, autorizó el uso de Q58.8 millones de los ahorros de ese organismo para cubrir sueldos de los trabajadores, gasto que pasó de ser de Q379.5 millones en el 2012 a Q415.5 millones en el 2013.

Bloqueo

Obtener esos datos en el 2014 no fue fácil. En su momento, Prensa Libre hizo el requerimiento a través de la Unidad de Acceso a la Información del Congreso, pero se negaron a entregar los datos, con el argumento de que eran documentos sensibles.

También se conoció que Acción Ciudadana hizo similar requerimiento. Como también se les negó, presentaron un amparo en la Corte de Constitucionalidad, el cual les fue otorgado, por lo que el Legislativo se vio obligado a entregar los informes.

La mayor presión en las contrataciones se encuentra en el renglón 0-11, el cual, además de tener todas las prestaciones de ley, cuenta con un aumento salarial del 10 por ciento. En el 2013, esas plazas se incrementaron en 17, y pasaron de mil 425 en el 2012 a mil 442.

Donde hubo mayor alza fue en el renglón 0-22, que es personal que debe renovar contrato cada año y cuenta con todos los beneficios de ley. En el 2012 eran 936 empleados en esa modalidad, pero pasaron a mil 169 durante la presidencia de Muadi.

478 personas contrató Pedro Muadi durante su gestión.

Anomalías

La contratación de personal siempre han dado de qué hablar en el Congreso. El 4 de agosto del 2014, Prensa Libre publicó el reportaje “Oscura modalidad de contrataciones”, en el que se detalló cómo las plazas se otorgaban de manera clientelar o, en algunos casos, a cambio de comisiones o favores sexuales.

En ese momento, varios diputados y trabajadores del Legislativo detallaron que si la plaza se tramita mediante ciertos empleados o con alguno de los sindicatos, puede tener un costo inicial de Q10 mil, mientras que con los diputados se cobran porcentajes mensuales del 20 al 70 por ciento del sueldo que reciben los beneficiados.

Las denuncias siempre se han hecho en voz baja, porque la mayoría tiene miedo o se cree cómplice por haber aceptado las condiciones por las que optó a la plaza.

En una entrevista, el director general del Congreso, Luis Mijangos, dijo que Muadi dejó presupuestadas a 142 personas con sueldos superiores a Q10 mil mensuales y autorizó el aumento de sueldo a 89 personas en diferentes áreas de trabajo y rangos salariales, y se contrató a unas 400 más bajo el renglón 0-22.

En el 2012, cuando se obtuvieron los últimos registros de empleados, se determinó que el 13 por ciento —170 plazas— del personal permanente lo integraban conserjes. Estos ganaban, en total, Q1.2 millones mensuales. Ahí no figuran los contratados en los renglones 0-22 y 0-29.

Denuncia

En septiembre, Muadi también enfrentó una denuncia del ex auditor interno del Congreso Frederick Amado Lazo Díaz, quien lo acusó de compras sobrevaloradas por Q5 millones.

En ese momento, el expresidente del Congreso declaró que solicitaría a la Contraloría General de Cuentas que realizara una auditoría especial con el propósito de que se estableciera si había sobrevaloración de alguna compra, pero eso nunca ocurrió.

Sin embargo, días más tarde, Lazo Díaz, quien aseguró que tenía pruebas, ya no acudió a presentar la denuncia, pero Muadi sí indicó que se trataba de un malentendido y que el exauditor tomaría vacaciones.