Solidaridad y perseverancia, claves para triunfar como migrante

La pobreza, la inseguridad y la falta de oportunidades incidieron para que un día miles de guatemaltecos de la provincia abandonaran sus tierras y se aferran a buscar el sueño americano. Les fue bien, y ahora ayudan a los necesitados.

Por Óscar Felipe Q.

Rosie Chacón de Noyola ayuda a indigentes en las calles de Chicago. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Rosie Chacón de Noyola ayuda a indigentes en las calles de Chicago. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Miles de guatemaltecos buscan el sueño americano y se les recuerda hoy, que se conmemora el Día Internacional del Migrante.

Gabriel Celada, director del Centro de Estudios y Apoyo al Desarrollo Local de Chimaltenango, afirma que de cada 10 personas solo tres cuentan con un empleo formal, el resto vive del comercio informal.

Hiram Martínez, gobernador de Huehuetenango, en una entrevista expresó que en este departamento no hay industria y las instituciones del Estado no tiene capacidad para proveer de oportunidades laborales, por lo que la migración es una opción.

Números fríos

Fernando Castro, consultor independiente de migración, dice que durante el 2016 — hasta el 12 de diciembre— fueron deportados 33 mil 347 guatemaltecos vía aérea; mientras que por la vía terrestre 52 mil 481 —hasta el 5 de diciembre—.

En el 2015, los deportados por la vía aérea fueron 31 mil 443 y en el 2014, 51 mil 157.

Las cifras de la Patrulla Fronteriza, según Castro, indican que en el 2016 hubo una migración de 59 mil 692 menores de edad, entre ellos miles de guatemaltecos.

El consultor dice que con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, entre los inmigrantes existe un profundo temor por las deportaciones.

ROSIE CHACÓN, el ángel de los puentes

El nombre de la guatemalteca Rosie Chacón  de Noyol salió a luz  hace un año cuando fue calificada como  El ángel de los puentes, por su labor con algunos indigentes de Chicago, Estados Unidos, a quienes entrega mensualmente alimentos, mantas, abrigos y mochilas con artículos de higiene personal.

Desde el 2008  entrega estas bolsas  a personas que pernoctan bajo los puentes de aquella ciudad. La  labor la  lleva a cabo con el apoyo  de su esposo y la Asociación de Guatemaltecos en el Exterior.

“Tenemos que ser realistas, no podemos sacar a la gente de las calles, pero sí ayudarlas a que su vida sea  un poquito más fácil", declara  Chacón.

“Al principio salía solo con mi esposo  a  dar de comer a los indigentes. Con esta acción  logré acercarme a ellos y a escuchar sus conmovedoras historias”, agrega.

“El propósito es dar amor, cariño y comprensión a los mendigos”, dice la guatemalteca, quien también un domingo de cada mes ofrece un plato de  comida a los que pernoctan en las calles. El menú tiene arroz,  pollo, fruta y chocolate caliente.

Vida de bondad

De Noyol migró indocumentada y sin el apoyo de un familiar en  Estados Unidos, cuando apenas tenía 15 años y   cinco meses de gestación.

Pese a las dificultades,  pudo salir adelante y hoy se le reconoce  por crear, impulsar y organizar proyectos de ayuda para personas necesitadas de Chicago, Illinois, y también en  Guatemala.

La connacional cuenta que su primer labor social fue en 2008 cuando su hija fue electa Miss Guatemala Chicago. Hace un año regaló zapatos a niños pobres de la aldea el Aguacate en Mixco, Guatemala.



Rosie Chacón  de Noyola posa con algunas de las mochilas que regala a los indigentes de Chicago.
Rosie Chacón de Noyola posa con algunas de las mochilas que regala a los indigentes de Chicago.


Coatepecanos promueven hermandad

Inmigrantes de Coatepeque, Quetzaltenango, que residen  en Los Ángeles, Estados Unidos,  mantienen lazos de unión y apoyan  diversas causas.

Ejecutan  labores sociales para los más pobres de su tierra natal; además impulsan la vida sana a través del deporte.

El acto más sensible  que llevan a cabo  es cuando algún connacional fallece  en aquella ciudad,  pues costean los gastos  de repatriación.



El deporte los mantiene unidos. (Foto Prensa Libre: Édgar O. Girón)
El deporte los mantiene unidos. (Foto Prensa Libre: Édgar O. Girón)


MIGUEL PU, una  vida llena de luces,   cámaras y acción

El actor Miguel Pu nació en Patzam, Santa María Chiquimula, Totonicapán, y de niño quedó huérfano por el fallecimiento de su madre. A los ocho años viajó a Huehuetenango, donde realizó varios trabajos para  sobrevivir.

A los 12 años se trasladó a la capital, donde pasó  más penas. Retornó a Huehuetenango, donde conoció a su esposa, con quien tiene dos hijos.

Decidió migrar a Estados Unidos en el 2006, donde luego de años de esfuerzo incursionó  en el mundo del espectáculo, donde es actor, escritor y productor de cine. También es maestro en artes marciales y propietario de un  gimnasio.

Ha actuado en telenovelas y actualmente promociona Las calles oscuras, su más reciente producción cinematográfica.



Miguel Pu es originario de Totonicapán y migró en el 2006. (Foto Prensa Libre: cortesía)
Miguel Pu es originario de Totonicapán y migró en el 2006. (Foto Prensa Libre: cortesía)


LUIS FLORES lleva ayuda a niños pobres de El Progreso

Luis Armando Flores Cruz nació en Llano Largo, San Antonio La Paz, El Progreso. En 1988 migró a Estados Unidos donde  trabaja de recolector de basura en Johnston, cercano a Pawtucket, Providence, Rhode Island, lugar donde vive.

Cuando  tenía cinco años quedó huérfano, por lo que tuvo que vivir con  sus hermanos en la capital, donde estudió y trabajó de lustrador donde ahora se localiza la Plaza Barrios. 

Decidió migrar cuando tenía  21 años. Los recuerdos de la pobreza que vivió lo motivaron a crear la asociación humanitaria Amor en Acción, que en esta época  lleva juguetes, alimentos y útiles escolares a niños  de Llano Largo y Nuevo Santo Domingo,  El Progreso.

“No podemos acabar con la pobreza, pero ignorar la manera como  viven las personas  nos convierte en cómplices de los poderosos; quienes tienen posibilidades de ayudar no lo hacen”, dice.

El pasado 4 de diciembre organizó  una cena con la comunidad latina en Rhode Island y recaudó US$2 mil —Q15 mil— y con lo recaudado en otros eventos  traerá alegría a los niños.

Flores critica al Gobierno de Guatemala, pues considera que se  olvidó de  la comunidad inmigrante, pese a los   beneficios que traen las  remesas.

El guatemalteco, quien se  casó con una brasileña, tiene planificado llegar al país en las primeras semanas de enero  para entregar los  útiles escolares.



Flores trabaja de recolector de basura.
Flores trabaja de recolector de basura.