Matan a estudiante por robarle moto en Huehuetenango

Una joven estudiante murió baleada este lunes en la zona 9 de la cabecera de Huehuetenango, cuando desconocidos la atacaron y le robaron la motocicleta en la que viajaba. El crimen ocurrió a unos 200 metros de una subestación de la Policía Nacional Civil (PNC).

Por Mike Castillo / Huehuetenango

Agente de la PNC traslada el cadáver de Sherlyn Beraly Lajuj Ramos a la morgue de Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).
Agente de la PNC traslada el cadáver de Sherlyn Beraly Lajuj Ramos a la morgue de Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).

Autoridades informaron que la víctima fue identificada como Sherlyn Beraly Lajuj Ramos, de 19 años, quien se dirigía a la Escuela Nacional de Educación Física, donde cursaba Bachillerato en Educación Física.

Peritos del Ministerio Público (MP) detallaron que el cadáver  tenía seis heridas de bala de calibre ignorado. Presumen que el móvil del hecho podría haber sido el robo de la motocicleta.

Familiares de Lajuj indicaron que la joven era la única mujer entre tres hermanos y que desconocen qué pudo haber ocasionado el ataque contra la estudiante, pues era destacada y buena persona.





Deseo de superación

Manuel Fernández, director de la escuela, indicó que pese a tener un Bachillerato en Ciencias y Letras y haber cerrado pénsum de Profesorado en Enseñanza Media, la joven estudiante se esforzaba para graduarse de bachiller con especialidad en Educación Física.

Resaltó que Lajuj era una líder positiva, y que aprovechaba su experiencia universitaria para compartir con sus compañeros. “Su deseo siempre fue desarrollarse como maestra”, manifestó.

Lenta respuesta

Añadió que le indigna que la lenta reacción de la PNC, pues dos agentes  llegaron a pie  a la escena del crimen, y  argumentaron que no tenían una unidad para atender el llamado de auxilio.

El fiscal del MP, Donaldo García,  confirmó que la joven fue víctima de la violencia común, pues hombres desconocidos la atacaron para robarle el vehículo. 

García indicó que fue trasladada con vida al Hospital Regional de Huehuetenango, donde fue intervenida quirúrgicamente, pero murió por la gravedad de las heridas. 

“Los sueños de una mujer luchadora se vieron truncados por la delincuencia en un hecho más que lamentar”, manifestó la docente Irma Virginia Amado de Castillo, quien recordó que la estudiante era la primera en llegar a clases y su pasión por la actividad física la motivó a continuar sus estudios.

La víctima era originaria de Malacatancito, desde donde viajaba  hacia la cabecera de Huehuetenango con el fin de superarse.

Exigen justicia

Roberto Juj, abuelo de la víctima, exigió a las autoridades que el crimen no quede en la impunidad y se efectúen las investigaciones necesarias, pues la delincuencia ha empeorado en Huehuetenango.

Señaló que la familia y a la sociedad clama por seguridad. “La violencia está por todos lados y la Policía debe responder al llamado de la población”.

Casos similares 

Entre escenas de repudio y consternación, fue inhumado el 4 del mes en curso, en Barillas, Huehuetenango, el estudiante universitario, Juan Fernando Martínez González, de 22 años, quien vio truncado el sueño de graduarse de ingeniero y criminólogo, luego de haber perdido la vida  a causa de un asalto en Quetzaltenango.  

El joven, quien era hijo único, estudiaba ingeniería en el Centro Universitario de Occidente y criminología en una universidad privada de Quetzaltenango, pero sus aspiraciones fueron truncadas cuando delincuentes lo hirieron con arma cortante el martes último.



Familiares y vecinos dan el último adiós a Juan Fernando Martínez. (Foto HemerotecaPL).
Familiares y vecinos dan el último adiós a Juan Fernando Martínez. (Foto HemerotecaPL).


Martínez fue trasladado al Hospital Regional de Occidente, donde murió a causa de la gravedad de las heridas.  Según el informe de la Policía, la víctima caminaba con dos compañeros de estudio en la zona 2 de Xela, donde pasajeros de un vehículo les interceptaron el paso y los golpearon para robarles sus pertenencias. 

El 30 de julio del 2015, cuatro hombres habrían envenenado a la estudiante de Bachillerato en Medicina, Brenda Morales Leiva, de 17 años, quien falleció en el Hospital Regional de Huehuetenango.

Autoridades informaron que la víctima se dirigía este jueves a su centro de estudio en Colotenango, pero fue interceptada por lo malhechores, quienes la habrían obligado a ingerir veneno.



Autoridades trasladan el cadáver de Brenda Morales Leiva a la morgue de la ciudad de Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Autoridades trasladan el cadáver de Brenda Morales Leiva a la morgue de la ciudad de Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).