Supuestos simpatizantes obligan a renunciar a trabajadores ediles

Un grupo de trabajadores de la Municipalidad de San Pedro Necta, Huehuetenango, fueron agredidos por supuestos simpatizantes del alcalde Julio Ambrosio Ramírez.

Por Mike Castillo / San Pedro Necta

Supuestos simpatizantes del alcalde agredieron a trabajadores de la comuna. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Supuestos simpatizantes del alcalde agredieron a trabajadores de la comuna. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

El incidente comenzó el pasado viernes, cuando 24 trabajadores de la comuna habían sido citados por los alcaldes auxiliares y Consejos Comunitarios de Desarrollo, porque serían despedidos.

Los afectados señalaron que la Municipalidad está emplazada, por lo que la medida es ilegal, además Ambrosio Ramírez se mantiene al frente de la comuna, a pesar que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) anuló su inscripción.

Nicolás Esteban Alberto, uno de los afectados, señaló que el alcalde se valió de sus simpatizantes para sacarlos por la fuerza.

“Conforme salíamos nos pateaban y golpeaban, incluso mi compañera Rosa Bravo García, pese a tener tres meses de embarazo, fue agredida y terminó en el hospital”, detalló.

Para Alberto, todo se debe a rivalidad política, pues el alcalde quiere poner a sus allegados y por eso necesita los cargos de la comuna.

“Fue el mismo alcalde quien lideró la revuelta con el argumento que es el jefe y se hace lo que a él se le dé la gana”, denunció Alberto, quien recordó que hay una resolución del TSE, en la cual al funcionario le fue retirado el cargo por ser contratista del Estado.

“Se ha solicitado audiencias con el Concejo para saber qué es lo que quieren, sin embargo, no hemos obtenido respuesta, por el contrario, fuimos expulsados de nuestro lugar de trabajo”, refirió un trabajador.

Mariana Ramírez, otra trabajadora, señala que al observar como agredían a sus compañeros ella fue retenida en el interior de su oficina en el segundo nivel del edificio, asevera que la destitución es injusta.

Debido a estas acciones, los 24 afectados presentaron una denuncia en el Ministerio Público, la Inspectoría General de Trabajo y la Procuraduría de los Derechos Humanos, además señalan que hay manipulación por parte del jefe edil, pues brinda falsa información a la población y se mantiene tomado el ayuntamiento para evitarles la entrada a su lugar de trabajo.

Vayron Herrera, delegado departamental de la Comisión Presidencial de Derechos Humanos afirmó que el conflicto es tenso por lo que ellos han tratado de entablar un proceso de diálogo con las partes involucradas, sin embargo, no han tenido respuesta.

El alcalde argumentó que los despidos no los decide él, sino  los Cocodes y los alcaldes auxiliares. Además, el edificio municipal lo tienen tomado particulares y que él tiene varios días de no presentarse, debido a que no puede ingresar.



Algunos de los agresores tienen tomada la Municipalidad para impedir el ingreso. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Algunos de los agresores tienen tomada la Municipalidad para impedir el ingreso. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)