Turba retiene a presuntos delincuentes en Barillas

Tres presuntos delincuentes fueron retenidos por una turba el jueves último en dos comunidades de Barillas, Huehuetenango, donde la situación fue tensa, ya que la población amenazaba con linchar a los tres señalados.

Por La Redacción / Barillas

Mapa de Barillas, Huehuetenango, donde una turba retiene a tres presuntos delincuentes. (Foto Prensa Libre: Google Earth)
Mapa de Barillas, Huehuetenango, donde una turba retiene a tres presuntos delincuentes. (Foto Prensa Libre: Google Earth)

Uno de los presuntos delincuentes fue retenido en la aldea San Antonio, donde un grupo de vecinos impidió el acceso a la comunidad por varias horas.

Los otros dos sindicados permanecieron retenidos en la comunidad Buena Vista, donde también la situación fue tensa.





En ambas aldeas las clases fueron suspendidas. Se desconoce la identidad de los tres señalados.

Luego de un diálogo entre autoridades e inconformes, los sindicados fueron liberados.

Barillas no cuenta con subestación de la Policía Nacional Civil, ya que los uniformados abandonaron el municipios a causa de los constantes conflictos. 

Entidades de derechos humanos informaron que vía telefónica dialogan con líderes comunitarios para que los tres capturados no sean linchados.

Casos de linchamientos

El 8 de septiembre del 2014, un grupo de pobladores  linchó a Miguel Diego Pablo, de 37 años, en la plaza central de  Barillas, Huehuetenango, sindicado de haberle robado Q542 a una mujer en el mercado municipal de esa localidad.

El hombre había sido capturado porla Policía Nacional Civil, pero unos 75 residentes se lo arrebató y lo trasladaron a la plaza, donde fue interrogado; después  lo  vapulearon y asfixiaron.

En esa ocasión, Johana Morales, de la Auxiliatura de la Procuraduría de los Derechos Humanos en  ese municipio, informó que en la plaza se concentraron unas 300 personas, pero fue  un grupo reducido el que participó en el linchamiento. A pesar de que intentaron dialogar, no pudieron evitar que la situación terminara en tragedia.

La funcionaria añadió que  empleados municipales y otras personas intentaron reunir el dinero para devolvérselo a la  afectada, pero la turba  no lo permitió.

Amenazas

“Lamentablemente los inconformes amenazaron con que si alguien intervenía para defender al sindicado, le pasaría lo mismo”, aseguró Morales.

Cándido López,  alcalde de Barillas, calificó de lamentable lo   sucedido, pues nadie debe ser superior a la ley.

“Los pobladores   ya  están cansados de que no haya nadie para aplicar la justicia a estos grupos  que promueven acciones violentas contra  presuntos responsables de un delito,  razón por la cual toman este tipo de medidas”, refirió el jefe edil.

En otros municipios

Otro linchamiento ocurrió el 28 de junio del 2014 en el campo de futbol de Solomá, donde fueron linchados dos hombres sindicados de secuestro.

Según la Procuraduría de Derechos Humanos, entre 2010 y 2013 hubo 10 linchamientos en Barillas, donde murieron 13 personas.

El 23 de agosto 2013, dos hermanos y un sobrino de estos fueron linchados en Yalamciop, San Mateo Ixtatán, Huehuetenango, por una turba que los mantuvo en cautiverio, y pese a que agentes de la Policía Nacional Civil trataron de mediar, los mataron amarrados a un árbol.