Variación climática agrava subsistencia

Debido al cambio climático, la supervivencia se ha vuelto más difícil, pues el agua y los alimentos escasean a causa de las sequías y las altas temperaturas que secan los ríos.

Por Corresponsales / Provincia

En varias ocasiones, la bocabarra del Manchón Guamuchal, Retalhuleu, ha sido cerrada debido al poco caudal, por al cambio climático. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
En varias ocasiones, la bocabarra del Manchón Guamuchal, Retalhuleu, ha sido cerrada debido al poco caudal, por al cambio climático. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

Además, el riesgo de enfermedades aumenta, al tiempo que el costo de vida es más alto, por lo que la población, principalmente en la provincia, se ha visto en la necesidad de buscar alternativas para adaptarse a esas circunstancias.

Un ejemplo es El Chico, Retalhuleu, donde sus pobladores señalan que las variaciones del clima han causado descenso del caudal de los ríos, lo que afecta la vida acuática, parte fundamental de la alimentación de población.

“Hay escasez de peses debido a que el sol es intenso y el agua se calienta. Además, hemos establecido horarios de pesca para no sufrir insolación o contraer enfermedades de la piel”, indicó el pescador Mynor Alvarado.

Agregó que los efectos del cambio climático se notan en Manchón Guamuchal, donde el nivel de agua del estero ha bajado de forma dramática y el mangle se seca.

“El calentamiento global es un problema de preocupación y las industrias empeoran la situación con tala y contaminación de ríos”, dijo Edmundo Ramírez, guardarrecursos del Consejo Nacional de Áreas Protegidas.





Más de cien mil personas son afectadas por el cambio climático en Santa Rosa, según Macario García, ambientalista y agrónomo del Corredor Seco en Oratorio.

Añadió que ese problema afecta especialmente a quienes viven en el litoral del río Los Esclavos, donde la producción de granos básicos ha disminuido de manera sustancial.

“Hemos visto con mucha tristeza cómo las fuentes de agua se han secado. El cambio climático se debe a la falta de educación, al crecimiento demográfico y a las malas políticas de los gobiernos, porque hay muchas leyes que no se aplican. Además, el 90% de los ríos está contaminado”, indicó.

Problema global

  • De acuerdo con el Consejo Noruego para Refugiados, en el 2015 más de 19.2 millones de personas huyeron de desastres causados por el cambio climático en 113 países.
  • Según la Organización Internacional para las Migraciones calcula que habrá unos 200 millones de migrantes ambientales para el 2050, ya sea que se movilicen dentro de sus países o hacia el extranjero. En Guatemala hay muchos casos.
Gustavo Ramírez, vecino de Oratorio, expresó que debido a la falta de agua, sus familiares migraron a otras zonas, porque se dieron cuenta de que el lugar no es apto para trabajar la tierra.

Renato Echeverría, delegado de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres en Santa Rosa, indicó que la población está en riesgo por problemas de salud, la aparición de nuevas especies de insectos y virus. Además, explicó que el cambio climático trae períodos de sequía que causan pérdidas de cosechas y problema en la alimentación.

Agregó que la cantidad de agua en los océanos aumenta debido al derretimiento de glaciares, lo que provoca inestabilidad en las bocabarras, situación que obliga a las personas a migrar, como en el caso de los habitantes de la comunidad El Dormido, Chiquimulilla, Santa Rosa, que tienen que cambiarse de lugar con frecuencia desde hace varios años.

Explicó que el cambio climático también afecta la vida marina, pues los pescadores que anteriormente navegaban solo cinco kilómetros mar adentro, ahora deben internarse hasta 20, lo que genera mayor inversión económica y peligro.



Un Agricultor de Santa Rosa muestra los daños en sus cultivos por el cambio climático. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona)
Un Agricultor de Santa Rosa muestra los daños en sus cultivos por el cambio climático. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona)


Pedro López, delegado del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación, expresó que debido a que hubo problemas con la cosecha de maíz, por la sequía, se apoya a las familias con capacitación y entrega de semillas para que cultiven hortalizas.

Rolando Gómez, de la Fundación para la Conservación y el Ecodesarrollo (Fundaeco), señaló que en los Cuchumatanes, Huehuetenango, hay dificultades para el abastecimiento de agua, pues antes los pobladores caminaban uno o dos kilómetros para encontrar el líquido; sin embargo, debido a que se han secado manantiales y riachuelos ahora recorren siete kilómetros. Agregó que se ha tenido que modificar fechas de siembra y técnicas de riego.



Pobladores de varias comunidades de Los Cuchumatanes, Huehuetenango, deben recorrer largas distancias en busca de agua. (Foto Prensa Libre: Mike Castillos)
Pobladores de varias comunidades de Los Cuchumatanes, Huehuetenango, deben recorrer largas distancias en busca de agua. (Foto Prensa Libre: Mike Castillos)


Más complicaciones

La vecina María Concepción indicó que solo puede bañarse tres veces por semana, ya que debe racionar el agua.

Luis Ramírez, vecino de Chiquimula, refirió que tuvo que instalar un sistema de aire acondicionado en su vivienda porque el calor es insoportable; sin embargo, el costo de la energía eléctrica aumentó en 300 por ciento.

El Estado debe actuar

  • Voluntad
  • “Se deben dirigir los esfuerzos hacia el cuidado de los bosques. Es importante que los tres poderes del Estado demuestren voluntad política desde la creación de leyes hasta velar porque se cumplan y se castigue a quienes contribuyan a la destrucción de los recursos naturales”, dijo César Barrios, de Fundaeco.
Mercedes López, habitante de Chiquimula, dijo que debido al sofocante calor es necesario bañarse hasta cuatro veces al día.

“Antes teníamos marcado el verano y el invierno, lo que nos permitía sembrar y cosechar en un tiempo establecido, pero ahora llueve menos, hay menos agua y la tierra es árida, por lo que gastamos más en abono. El clima ya no es predecible y eso nos afecta”, dijo Sebastián Cottom, agricultor de la cabecera de Quetzaltenango.

La ambientalista Andrea Godínez indicó que es importante reducir el uso de automotores, ya que en Xela circulan más de 190 mil vehículos al día, los cuales emiten gases que contaminan.

Agregó que aunque Guatemala contribuye con el cambio climático, los verdaderos enemigos del ambiente son los países industrializados. “Los países pobres somos víctimas de los gases emanados por las grandes industrias”, indicó.

El cambio climático también influye en la pérdida de la masa boscosa, lo que impacta en comunidades cercanas a cerros y montañas, debido a que en el invierno ocurren deslaves y derrumbes.



Se calcula que unos  190 mil vehículos transitan por la cabecera de Quetzaltenango todos los días. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Se calcula que unos 190 mil vehículos transitan por la cabecera de Quetzaltenango todos los días. (Foto Prensa Libre: María José Longo)


Residentes de Panabaj y Tzanchaj, Santiago Atitlán, y El Tablón, Sololá; Agua de las Palomas, San Pedro Necta, Huehuetenango, y Jerez, Jutiapa, han sido afectados por deslaves como consecuencia de la deforestación. En esas comunidades ha habido decenas de muertos y muchos sobrevivientes han tenido que migrar a lugares más seguros.

Video

El 17 de junio del 2016, el tema del Diálogo Libre de Prensa Libre fue la contaminación de ríos y lagos proveniente de los desagües.