Pobladores de Morales denuncian cierre de paso vecinal

Vecinos de la aldea La Libertad, Morales, Izabal, denunciaron que un camino que comunica a su comunidad con las áreas de cultivo de unas 200 familias, fue cerrado por el propietario de un terreno contiguo, y exigen que se habilite de nuevo.

Por Edwin Perdomo / Morales

Personal de  la PDH escucha a pobladores de la aldea La Libertad, en Morales, Izabal, para solucionar conflicto por paso vecinal (Foto Prensa Libre: Edwin Perdomo)
Personal de la PDH escucha a pobladores de la aldea La Libertad, en Morales, Izabal, para solucionar conflicto por paso vecinal (Foto Prensa Libre: Edwin Perdomo)

Los afectados señalan al médico Rudy Henkes como responsable de haber cerrado el camino con un portón y candados, lo que impide el paso por un tramo de 300 metros, el cual está reconocido por la Municipalidad para el uso de la población, aseguró Tranquilino Castañeda, representante de los afectados.

Castañeda añadió que los campesinos han cuidado el área, fundada hace más de 90 años, y que acudieron a la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) y al Juzgado de Asuntos Municipales, porque necesitan sacar sus cosechas a los mercados y utilizar esa vía.

Victoria Marroquín, juez de asuntos municipales de Morales, expresó que se hizo una junta conciliatoria y se firmó un acta, donde la parte acusada se comprometió a retirar los candados de los portones y permitir el paso de los vecinos a sus áreas de cultivo.

“El paso queda libre, sin candados ni cadenas, para que puedan sacar todo lo que necesiten de sus tierras. Es una gran extensión de tierra en la que se beneficia toda la comunidad. Estas vías están reconocidas legalmente como calles y pasos de servidumbre y no se pueden obstruir”, afirmó Marroquín.

Al ser consultado Rudy Henkes dijo que no hay ningún problema, que todo está resuelto y que se había colocado un portón con candado para evitar que su ganado se salga a la calle, y que existe la instrucción de darle paso libre a los comunitarios.