Justicia

José Luis Agüero Urruela dio Q500 mil a Rodrigo Arenas, del MCN, por órdenes de Sinibaldi

El empresario detenido por el caso Construcción y Corrupción dijo a la jueza que Alejandro Sinibaldi lo conminó a pagar Q1.5 millones a Rodrigo Arenas, dirigente del Movimiento Cívico Nacional, como parte de la transa para que el Ministerio de Comunicaciones amortizara la deuda con Asfaltos de Guatemala.

Por Miguel Barrientos y Glenda Sánchez

Edificio ubicado en la zona 10 capitalina, en el que se encuentran oficinas del MCN y son allanadas por el MP. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Edificio ubicado en la zona 10 capitalina, en el que se encuentran oficinas del MCN y son allanadas por el MP. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Agüero Urruela, quien hoy prestó declaración por el caso de corrupción en el Ministerio de Comunicación Infraestructura y Vivienda (CIV), detalló a la jueza de Mayor Riesgo D, Ericka Aifán, cómo el exministro prófugo lo conminó a pagarle el 15 por ciento por la deuda de Q55 millones que el Estado tenía con la empresa que representa, Asfaltos de Guatemala, S.A.

En diciembre de 2014, según el relato de Agüero Urruela, recibió una llamada de la asistente de Sinibaldi. "Me dice que me va llamar Rodrigo Arenas, del Movimiento Cívico Nacional, para que a cuenta del 15 por ciento, nosotros le demos Q1.5 millones en tres pagos, y efectivamente en enero – del 2015– recibo la llamada del señor Arenas, me pasa un recibo de Q500 mil y nosotros pagamos esos Q500 mil a cuenta del 15 por ciento".

Agüero Urruela reconoció el pago de coimas, que calificó como "un robo", pero alegó que lo hizo porque de lo contrario su empresa iría a la quiebra.

Durante la audiencia de primera declaración, Agüero señaló que entregó el 15 por ciento de la deuda que el Estado le tenía en  sobornos a  Sinibaldi, luego de haberlo citado en su oficina, ubicada en la zona 10,  a finales de enero del 2012.

Explicó que mientras platicaban, el exministro, ahora prófugo, sacó un documento que resumía la deuda que el Gobierno le tenía a Asfaltos de Guatemala, la cual  en ese momento era de Q55 millones, cifra muy parecida a la que él recordaba. Acto seguido, Sinibaldi le advirtió de que la única forma para recobrar ese dinero era “a través de un reconocimiento”, que consistía en un 15 por ciento de esos Q55 millones.

Durante el día la Fiscalía Especial contra la Impunidad allanó las oficinas de MCN en busca de documentación por el referido caso.

Movimiento Cívico Nacional:

La Fiscalía Especial Contra la Impunidad -FECI- del Ministerio Público realizó una diligencia en nuestras oficinas para recabar información relacionada con el caso Construcción y Corrupción.

Como institución respetuosa de la ley y del estado de Derecho estamos en la mayor disposición para colaborar con lo que requiera la Fiscalía Especial Contra la Impunidad -FECI- del Ministerio Público para la investigación de este caso.

Testimonio

Extractos de lo que José Luis Agüero, de la empresa Asfaltos de Guatemala, narró a la jueza Éricka Aifán.

“Me dice —Sinibaldi— que le gustaría trabajar con nosotros, y de su ataché saca un documento. Me lo enseña e indica toda la deuda que tiene el Gobierno con Asfaltos de Guatemala. En ese momento eran Q55 millones. Me dice que la única forma en que puedo yo recobrar esa deuda es a través de un reconocimiento, y me da la indicación y la condición, que hay que pagarle el 15 por ciento. Lógicamente me quedé asustado, me quedé angustiado, me tomó por sorpresa y me puso contra la pared totalmente”.

En ese momento no me quedó otra que aceptar, lo reconozco. Salgo de ahí y antes de eso me da una indicación, me dice que voy a recibir instrucciones. Salgo sumamente angustiado, pensando en que si no recobraba esa deuda, con todos los compromisos económicos y bancarios que tenía, con los compromisos con mi personal,  iba a ser un fracaso y una situación penosa. Acepté. Fue como una sobrevivencia”.

“En septiembre recibo una llamada del viceministro Víctor Corado, en la cual me indica que vaya a su oficina ubicada en la zona 10, en el edificio Géminis, en la torre sur. Fui. Me dijo que le había hablado Sinibaldi, que ya tenía las indicaciones de ese 15 por ciento de los pagos y que él iba a hacerme las facturas,  que no las quería hacer a nombre de Asfaltos de Guatemala. Le pregunto por qué, me responde que no involucre a mi empresa,  y le di el nombre de otra empresa, una que no estaba activa, que es Coinversa”.

“Recibo otra instrucción, en la cual me llama su asistente personal. Me dicen que me va a llamar Rodrigo Arenas, del Movimiento Cívico Nacional, para que a cuenta del 15 por ciento nosotros le demos Q1.5 millones en tres pagos. Efectivamente  en enero recibo la llamada del señor Rodrigo Arenas. Me pasa un recibo de Q500 mil, y nosotros pagamos esos Q500 mil a cuenta del 15 por ciento. Si a nosotros no nos pagaban esa deuda de arrastre, quebrábamos, la empresa se venía a pique, mi familia se venía a pique. Acepto que hice esto. Fue una sobrevivencia, lo admito”.

“Consta en documentos”

Rodrigo Arenas, quien se encuentra fuera del país, confirmó que sí recibió el dinero señalado por Agüero, pero fue un donativo que le hizo él a la agrupación, debido a un proyecto que saldría en el 2015, como parte de una cuestión política que trabajaría en vísperas de las elecciones generales.

“Desconozco si el pago fue de una negociación de un soborno. Él hizo la donación, y se le extendió el recibo. Todo consta en documentos. Yo me reuní con todos los candidatos a la Presidencia del país como parte de ese proceso electoral del 2015”, explicó Arenas.

Caso

El 14 de julio último, el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) dieron a conocer un caso de corrupción, en el que se señalan supuestas empresas de cartón vinculadas con Alejandro Sinibaldi, excandidato presidencial por el Partido Patriota y exministro de Comunicaciones.

“El caso denominado Construcción y Corrupción, está relacionado con empresas de cartón que facturaban sumas millonarias provenientes de sobornos”, dijo Luís Arturo Archila, fiscal del MP.

Según Archila, las operaciones de las empresas se efectuaron entre 2012 y 2014, cuando Alejandro Sinibaldi era ministro de Comunicaciones, resaltando que en las fechas que esas empresas prestaron los servicios, no contaban con activos fijos como maquinaria, camiones de volteo ni personal para ejecutar las obras.

Según las investigaciones, la red de pago y cobro de sobornos que operó en el Ministerio de Comunicaciones durante la gestión de Alejandro Sinibaldi surgió hace 11 años; además, operaba en Guatemala, Izabal, Escuintla y Petén, pero también habría establecido empresas en Nicaragua y Panamá.





Modo de operar

Según las investigaciones, las empresas de cartón recibían cuantiosos recursos de ocho empresas que sí son reales (Que mantienen contratos con el ministerio de Comunicaciones). El dinero lo recibían bajo la apariencia de prestación de servicios y esos recursos son los equivalentes a los sobornos que pagaban a Sinibaldi.

“Esas empresas constructoras entregan una parte a título de comisión, que son los sobornos a Sinibaldi, para que se autorizara el pago de deudas de arrastre, los depósitos efectuados por las empresas a las entidades de cartón tienen coincidencia con las fechas de los pagos del ministerio a las constructoras”, dijo Iván Velásquez, comisionado de la Cicig.