Justicia

Violencia  genera oleada  de jóvenes migrantes

Expertos en asuntos relacionados con la violencia identificaron que esta es una de las causas de migración, junto con la pobreza y la falta de oportunidades. Esa fue la conclusión  en un panel en el cual se respaldó un estudio del Banco Mundial (BM) presentado ayer en Washington DC.

Por Giovanni Contreras

En Guatemala las extorsiones son la principal causa de violencia, los ataque son en su mayoría contra pilotos del transporte público. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
En Guatemala las extorsiones son la principal causa de violencia, los ataque son en su mayoría contra pilotos del transporte público. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Fin a la violencia en América Latina. Una mirada a la prevención desde la infancia a la edad adulta es el título del estudio dirigido por Laura Chioda, el cual evalúa varias causas de la criminalidad y cómo combatirla con un “enfoque integral más fuerte de prevención”.

Los panelistas comentaron que la violencia es uno de los problemas que fomentan la migración hacia Estados Unidos. Ese país, México y Centroamérica deben buscar acciones para prevenir la criminalidad regional.

Enfoque eficiente

De acuerdo con la autora del estudio, la efectividad y rentabilidad de la prevención se basa en la evidencia causal relacionada con las políticas de prevención, las cuales resultan más eficientes que aquellas acciones tradicionales.

“De hecho, las soluciones de prevención no solo son eficaces, sino  también pueden ser más eficientes que los enfoques en mano dura. La evidencia sugiere que los adolescentes y los jóvenes no son particularmente sensibles a la severidad de las sanciones. Además, hay pruebas considerables de que la vida en prisión puede hacer más daño que bien a los jóvenes delincuentes”, explicó Chioda a Prensa Libre.

Agregó que el tiempo en las correccionales debe dedicarse a la rehabilitación, y  las intervenciones educativas —prevención del abandono escolar— han demostrado ser estrategias eficaces para reducir la delincuencia y la violencia, tantoa corto como a largo plazos.

“La calidad de las instituciones desempeña un papel central”, comentó la autora del documento presentado.





Laura Chioda, autora del informe Fin a la violencia en América Latina, señaló que el 10 por ciento de la población es la que comete entre el 70 y 80 por ciento de crímenes.

“Hay que rediseñar o repensar las políticas existentes, la prevención es posible y eficaz en función de costos, la mayoría de las intervenciones son de bajo costo, no buscamos altos doctores, sino personas que tengan sensibilidad que les permita desempeñar un papel clave”, manifestó.

Chioda recalcó que importa que haya legitimidad en las instituciones, pero requieren de capacidad de intervención como despliegue de fuerzas policiales y que se ganen la confianza de la comunidad.

Daniel Lederman, jefe adjunto del BM para América Latina y el Caribe, opinó que el crimen es un fenómeno social complejo, en particular por la pobreza y las condiciones del mercado laboral que afectan a la población. “Se relacionan al crimen organizado, eso explica el aumento en la tasa de homicidios que hacen parecer la paradoja de desarrollo y alto crimen”, puntualizó.





Rodrigo Guerrero, exalcalde de Cali, Colombia, hizo la referencia a que el crimen no son necesariamente homicidios. “El narcotráfico es para la sociedad lo que el Sida para el cuerpo humano, ataca las defensas, penetra”, remarcó.

Guadalupe Correa, profesora de la Universidad de Texas, opinó que los delitos están concentrados en los lugares donde hay desigualdad, además de redes sociales y tecnología, que hacen que las personas se sientan privadas respecto a otros.

La corrupción

“Arreglar todo el sistema no es tan fácil, si el sistema esta corrupto toma tiempo”, refirió Correa.

Por su parte Lederman estimó que la desigualdad en las instituciones públicas que se encargan de  la seguridad es una clave, pues las personas no confían en la fuerza pública y por eso no denuncian los delitos.

Guerrero apuesta a la importancia de la lucha contra la corrupción, al mismo tiempo que hizo un llamado a Estados Unidos e indicó que tienen un papel importante en apoyar  a combatir la corrupción.

General migración

El director del programa latinoamericano de Wilson Center, Eric Olson, relacionó la violencia o los delitos, con la migración voluntaria, es decir, que algunos deciden dejar sus países por la violencia. Sin embargo la mayoría son de origen laboral y familiar.

“Parte de los delitos tiene que ver con la demanda de drogas en los países, pero no toda es debido al narcotráfico y crimen organizado. Uno de los nuevos desafíos de Donald Trump es ver la violencia más allá del narcotráfico”, detalló.

“Hay comunidades donde los ciudadanos toleran la violencia, pero cuando se llega a un nivel que no pueden asistir a las escuelas o les está afectando el desarrollo diario, se van como migrantes”, manifestó Correa.