Justicia

Capturan a propietarios de dos empresas ilegales de seguridad privada

Las empresas El Army y El Army 2 prestaban servicios de seguridad privada a comercios y empresas de transporte del suroccidente del país, pero no contaban con la autorización del ministerio de Gobernación.

Por Willian Cumes

Armas incautadas durante los allanamientos. Foto Prensa Libre: Ministerio Público.
Armas incautadas durante los allanamientos. Foto Prensa Libre: Ministerio Público.

Los propietarios de ambas empresas fueron detenidos este miércoles durante 25 allanamientos realizados en Quetzaltenango, Escuintla y San Marcos.

Se trata de Damián Nazario Maldonado Morán y Julio Bernardo Maldonado Villatoro, padre e hijo respectivamente, sindicados de los delitos de prestación ilegal de servicios de seguridad privada y falsedad ideológica.

Durante los operativos las fuerzas de seguidad localizaron 35 armas de fuego, municiones y chalecos antibalas.

"Las personas que adquirían los servicios no firmaban ningún contrato, ya que todo lo hacían de forma verbal, y el encargado del cobro a los negocios solicitaba que el pago fuera en efectivo", dijo la secretaria general del Ministerio Público (MP), Mayra Véliz, durante una conferencia de prensa.

La investigación se originó de una denuncia que la Dirección General de Servicios de Seguridad Privada del ministerio de Gobernación interpuso el 2 de agosto de 2016 contra el propietario de la empresa El Army.

Recibo que entregaban las empresas por los pagos que recibían. Foto Prensa Libre: Ministerio Público.
Recibo que entregaban las empresas por los pagos que recibían. Foto Prensa Libre: Ministerio Público.

Acreditaciones falsas

El MP también estableció que las empresas tampoco estaban inscritas ni tenían armas registradas en la Dirección General de Control de Armas y Municiones (Digecam).

"Se utlizaron documentos falsificados para poder operar de forma anómala. Entregaban a los agentes una copia legalizada del carné de acreditación de las armas, los cuales no fueron extendidos por el Digecam", indicó Ana Elena Guzmán, segunda secretaria general del MP.

Julio Bernardo Maldonado Villatoro era el propietario de la empresa El Army, y el 16 de febrero de 2012, su padre, Damián Nazario Maladonado Morán, registró en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) la creación de la empresa El Army 2.

Sin embargo, utlizaron la misma dirección como domicilio fiscal para ambas empresas, así como para las armas de fuego.