Justicia

Capturan al exministro de Cultura, Carlos Batzín, por el caso Cooptación del Estado

Carlos Batzín, exministro de Cultura y Deportes, fue capturado este viernes en un sector de Chimaltenango, sindicado de delito de asociación ilícita y cohecho pasivo, vinculado al caso Cooptación del Estado.

Por Glenda Sánchez

Capturan a Carlos Batzín, exministro de Cultura y Deportes, sindicado en el caso Cooptación del Estado. (Foto Prensa Libre: PNC)
Capturan a Carlos Batzín, exministro de Cultura y Deportes, sindicado en el caso Cooptación del Estado. (Foto Prensa Libre: PNC)

Según las autoridades, Batzín fue detenido en la 9a. calle y 8a. avenida de la colonia Las Ilusiones 2, en la cabecera departamental de Chimaltenango. Fue ministro de Cultura y Deportes durante el gobierno del Partido Patriota.

Está señalado de asociación ilícita, y cohecho pasivo, vinculados al caso Cooptación del Estado.

En septiembre del 2015, Batzín acudió a la Torre de Tribunales pues era objeto de una investigación por un contrato millonarios para adquirir el servicio de juegos mecánicos en dos diferentes partes del país.

El contrato fue presentado el 30 mayo 2013 por auditores de la Contraloría General de Cuentas por la licitación para contratar juegos mecánicos para las ferias recreativas que, según el contrato, iban a funcionar en el parque Erick Barrondo y en el departamento de Quetzaltenango. Fue ligado a proceso por este caso.

El exministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, quien llegó a la Torre de Tribunales para continuidad de la audiencia de extradición, habló sobre la captura del exministro de Cultura, Carlos Batzín. 

“Lamentable porque detrás de cada reo hay una tragedia familiar. Siempre admiré a Carlos Batzín por lo que él ha representado como líder maya, como funcionario, una persona muy sencilla y humilde, lo admiro como ser humano y lo lamento muchísimo”, dijo López Bonilla.





Investigaciones

El 2 de junio de 2016, el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), revelaron los resultados de las investigaciones que descubrieron una estructura de lavado de activos, diseñada para captar fondos que financiaron parte de la campaña electoral del Partido Patriota en 2011.

Las financistas de la campaña después fueron beneficiados con millonarios contratos pagados con fondos públicos, ese día capturaron a 25 personas, entre empresarios, banqueros, testaferros y exfuncionarios, donde también sindicaron a los ex gobernantes Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti.

Según la Cicig, en el desarrollo de la investigación por el caso La Línea, así como del análisis de la documentación incautada físicamente y en dispositivos electrónicos, se encontró un inmenso esquema financiero, aparentemente separado, que incluía nombres, empresas, cheques, bienes y movimientos financieros, el cual reportaba operaciones incluso desde el año 2008, cuatro años antes que el Partido Patriota asumiera el poder.

Algunos de estos nombres y empresas aparecieron en como La Línea, la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) y el Caso Agua Mágica y se tenía suficiente evidencia de participación en otras investigaciones en curso.