Justicia

Caso MDF | Envían a juicio a Benvenuto Conde, exdirector financiero del Congreso

José Benvenuto Conde, exdirector del Congreso de la República, fue enviado a juicio por los delitos de lavado de dinero, concusión y abuso de autoridad, diez años después de haberse revelado el desfalco de Q82.8 millones en ese organismo.

Por Willian Cumes

José Benvenuto Conde, exdirector financiero del Congreso, durante la audiencia, el pasado jueves. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
José Benvenuto Conde, exdirector financiero del Congreso, durante la audiencia, el pasado jueves. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

La jueza Segundo de Primera Instancia Penal, Virginia de León, decretó sobreseimiento a favor de Conde por el delito de peculado debido a un error de la Fiscalía.

Aún está pendiente de resolver si otros procesados también deben enfrentar juicio.

El pasado martes 6, De León cerró el proceso contra Jorge Luis Pinillos Ugarte, Ana Carolina Pinillos Solares, Ana María Solares de Pinillos, Vélvet Vásquez y Arturo Martínez González.

Eduardo Meyer Maldonado, expresidente del Legislativo, fue condenado en 2012 a tres años de prisión conmutable, pena que le fue suspendida por ser una sentencia menor.

En febrero del 2017, un Tribunal resolvió que Eduardo Meyer Maldonado y Raúl Girón Gálvez, representante de la casa de inversiones MDF, tendrían que pagar al Estado Q82.8 millones que en el 2008 se perdieron de los ahorros del Congreso.

En abril del 2015, autoridades capturaron a 25 personas sindicadas de haber participado en ese desvío.

En el comienzo de la investigación, el Ministerio Público (MP) informó que el exdiputado Eduardo Meyer omitió cambiar las firmas de las cuentas bancarias cuando asumió el cargo el 14 de enero del 2008, lo cual permitió que en marzo de ese mismo año su exsecretario privado Byron Sánchez Corzo y el exdirector financiero del Congreso, José Benvenuto Conde, realizaran la transferencia de ahorros de este organismo a MDF.

En agosto del 2017, el expresidente del Congreso, Rubén Darío Morales, fue condenado a ocho años de cárcel por lavado de dinero, al haberse beneficiado con más de Q600 mil al haber autorizado una inversión de Q16 millones 200 mil en la casa de inversión MDF.