Justicia

Desarticulan banda de secuestradores los Buitres

Al menos siete secuestros investigados por las fuerzas de seguridad son vinculados a la banda delincuencial "los Buitres", desarticulada este miércoles.

Por Miguel Barrientos y Glenda Sánchez

Agentes de la PNC rodean viviendas allanadas en varios puntos del país, en busca de presuntos secuestradores. (Foto Prensa Libre: PNC)
Agentes de la PNC rodean viviendas allanadas en varios puntos del país, en busca de presuntos secuestradores. (Foto Prensa Libre: PNC)

Según la Policía Nacional Civil (PNC), los presuntos secuestradores capturados operaban en Jutiapa, Jalapa, Chiquimula, Zacapa, El Progreso, Santa Rosa y la capital.

Las capturas se efectuaron durante 22 allanamientos, en los cuales las fuerzas de seguridad buscaban capturar a 25 personas vinculadas con las actividades ilícitas de la organización criminal.

Entre las personas investigadas se encuentran algunos reos que fueron notificados sobre el nuevo proceso en su contra.

Capturas

  • Hubin Sarceño Godoy, de 40 años, alias  el Buitre.
  • Adrián Sarceño González, 63.
  • Misael Cruz Zarceño, 41.
  • Byron Zarceño Godoy, 39.
  • Miriam Elizabeth Matías Zúñiga, 38.
  • Leonel Ordóñez López, 36. 
  • Hilebardo Yanes García, 45, alias Dorindo.
  • Dini Nerea Marcia Acosta, 28.
  • Wendy Janneth Medrano Lima, alias W
  • Wilson Obdulio García Cortés, 27, alias Trompudo.
  • Julio Rafael Canseca.
  • Víctor Hugo Sandoval García.
  • Milton de Jesús Cortez García.
  • Eddras Antonio Florian Aldana.




Entre los delitos sindicados a los capturados, figuran plagio o secuestro, conspiración para el plagio o secuestro, asesinato, conspiración para el asesinato, robo agravado, abuso de autoridad y encubrimiento propio.

La banda delincuencial operaba en Jutiapa, Jalapa, Chiquimula, Zacapa, El Progreso, Santa Rosa y la capital. (Foto Prensa Libre: PNC)
La banda delincuencial operaba en Jutiapa, Jalapa, Chiquimula, Zacapa, El Progreso, Santa Rosa y la capital. (Foto Prensa Libre: PNC)

Modo de operar

Según las investigaciones, los presuntos secuestradores seleccionaban a sus potenciales víctimas luego de vigilarlas por varios días.

Tenían como objetivo comerciantes, empresarios, funcionarios, propietarios de fincas y personas con capacidad económica para pagar rescate.

Utilizaban vehículos de modelo reciente y motocicletas para efectuar sus operaciones y sorprendían a sus víctimas en carreteras.

Luego de haber secuestrado a sus víctimas, los delincuentes las trasladaban a lugares desolados para efectuar las negociaciones de rescate o para  cometer su asesinato.