Justicia

Embajador de EE.UU. en Guatemala dice que Jiménez aparecerá “hoy o mañana”

El embajador de Estados Unidos en Guatemala, Todd Robinson, aseguró este lunes que el expresidente de la Federación Nacional de Futbol, Brayan Jiménez, quien está prófugo de la justicia tras ser acusado de participar en un caso de corrupción en la FIFA, aparecerá “hoy o mañana”.

Por Agencia EFE/ Guatemala

Brayan Jiménez, presidente de la Fedefutbol, está prófugo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Brayan Jiménez, presidente de la Fedefutbol, está prófugo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Hoy o mañana va a aparecer y él va a tener que responder en las Cortes de los Estados Unidos”, manifestó Robinson este lunes en unas breves declaraciones a periodistas, aunque no dio más detalles de cómo se producirá este extremo.

Jiménez, reelecto en 2013 hasta el año 2017, está acusado según la orden de captura en su contra de los delitos de criminalidad organizada y lavado de dinero, por su supuesta participación en un nuevo caso de corrupción dentro de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA).

La Fedefutbol ratificó hoy la suspensión temporal de Jiménez, prófugo de la Justicia desde el pasado viernes. A pesar de que este fin de semana las autoridades de Guatemala realizaron varios operativos para su captura no tuvieron éxito.

Sin explicación

Junto a Jimenez están señalados de corrupción Héctor Trujillo, magistrado suplente de la Corte de Constitucionalidad y secretario general de la Fedefutbol, detenido el viernes pasado en Estados Unidos y Rafael Salguero, exdirectivo de la FIFA.

Robinson también dijo que no puede explicar por qué no existe una orden de captura en contra de Salguero: “La verdad es el trabajo del Departamento de Justicia para solicitar las capturas y hasta ahora no hay nada nuevo sobre este caso”, dijo.

El exdirectivo de FIFA no se ha pronunciado sobre las acusaciones en su contra y tampoco las autoridades han dado ninguna información.

Según el informe del Departamento de Justicia de Estados Unidos, en marzo de 2010, Jiménez, en su cargo de presidente de la federación, aceptó junto a Trujillo, secretario general, y Salguero, uno de los tres representantes de la Concacaf en el Comité Ejecutivo de la FIFA, un soborno “de seis dígitos”  por los contratos de televisión de los partidos de calificación para el Mundial de 2018.

En febrero de 2014, Jiménez y Trujillo negociaron con la misma empresa, Media World, un nuevo acuerdo por los derechos de televisión para la clasificación al mundial de Qatar 2022, por el cual ambos mandatarios recibirían un pago de US$200 mil.

Jiménez percibiría, según la investigación del Departamento de Justicia, otros US$200 mil adicionales.