Justicia

Contrato de usufructo entre TCQ y Portuaria Quetzal queda anulado

La Sala Quinta de lo Contencioso Administrativo declaró nulo el contrato de usufructo oneroso por 25 años entre la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ) y la empresa Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) a quien entregaron 348 mil 171.81 metros cuadrados de terreno  de la portuaria.

Por Manuel Hernández Mayén y Mynor Toc / Guatemala

Desde noviembre de este año,  la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) opera  con el nombre de APM Terminals Quetzal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Desde noviembre de este año,  la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) opera  con el nombre de APM Terminals Quetzal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Las partes fueron notificadas ayer del fallo judicial y hoy el presidente Jimmy Morales se enteró a través de un mensaje escrito a mano en una hoja que le entregaron y que olvidó llevársela de la actividad Alianza por Gobierno Abierto que se efectuó en el Palacio Nacional de Cultura. El mensaje decía: “TCQ juzgado decretó nulidad total”.

APM Terminals en un comunicado manifestó: "Este es un proceso judicial en el cual aún penden recursos, por lo que confiamos en una resolución favorable para la operación de la terminal. APM Terminals continuará este proceso y conforme a la ley promoverá los recursos procedentes".

Según se informó, APM Terminals, propietaria de TCQ, pedirá a la Sala una aclaración sobre la resolución. Si su duda no es resuelta, podrá pedir una aclaración y por último plantearían un recurso de casación que tiene por objeto anular la sentencia.

La Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) empezó a operar desde noviembre de este año con el nombre de APM Terminals Quetzal.

PGN identificó anomalías

En septiembre de 2015, la Procuraduría General de la Nación (PGN) declaró nulo el contrato por considerar que  el contrato de concesión fue disfrazado de usufructo oneroso, por lo que no era posible otorgar el terreno por medio de esa figura.

La PGN determinó que el subinterventor Julio Rolando Sandoval Cano, quien aparece como firmante del contrato, no tenía las facultades para hacerlo. Él está procesado por asociación ilícita, cohecho pasivo y fraude en el caso TCQ.

Lo mismo ocurrió con el exinterventor Allan Marroquín, porque la EPQ estaba intervenida cuando se firmó el contrato.

Marroquín está preso en Estados Unidos.

Antecedentes

APM Terminals, cuya empresa matriz opera en Holanda, adquirió en el 2016 las acciones de la Terminal de Contenedores Barcelona (TCB), a la cual se le dio en usufructo un terreno para operar en Guatemala con TCQ.

Esta última firma fue intervenida judicialmente y nueve meses después —febrero último— empezó a operar con base en ese contrato de usufructo oneroso firmado con la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ) por 25 años prorrogables. En julio pasado, el Ministerio Público levantó la intervención.

Por la firma del contrato enfrentan proceso penal el expresidente Otto Pérez Molina, la exvicepresidenta Roxana Baldetti y 10 personas más, quienes se habrían beneficiado con US$24.4 millones en sobornos que entregaron los ejecutivos de TCB.

APM Terminals tiene capacidad para mover 340 mil TEU —unidad de medida de capacidad de transporte marítimo en contenedores— anualmente. De febrero a noviembre de este año han movido 62 mil 900. Además, ha atendido 85 buques, de los 103 previstos para el año, y 35 mil 400 camiones.