Justicia

Feci investiga a Anabella de León por sospecha de corrupción

La exjefa del Registro de la Propiedad, Anabella De León, es investigada por Ministerio Público (MP) debido a irregularidades en el manejo de Q66.2 millones.

Por Claudia Palma

La exregistradora Anabella De León es investigada por la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) del Ministerio Público (MP). (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La exregistradora Anabella De León es investigada por la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) del Ministerio Público (MP). (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Fuentes de la Fiscalía y del Registro General de la Propiedad (RGP) confirmaron que las pesquisas comenzaron para establecer la existencia de 17 plazas fantasma.

Los auditores de la Contraloría General de Cuentas (CGC) han sido llamados a declarar a la Feci para ratificar la denuncia, confirmaron fuentes del departamento jurídico de esa institución.

La investigación —que duró seis meses— documentó la existencia de 17 plazas fantasma.

Danza de cifras

La primera denuncia  contra De León,  presentada el 2 de septiembre del 2015, fue por Q657 mil 999.99.  La segunda fue una ampliación a Q2 millones 947 mil 933.29.

En la primera de las acusaciones fueron señalados cuatro contratistas  “que laboraban simultáneamente en otras instituciones del Estado. En la segunda, el número de trabajadores se amplió a 13.

Los auditores cruzaron horarios, testimonios, contratos y acreditaciones y encontraron, por ejemplo, que algunos de ellos laboraban  “simultáneamente” en el Registro de la Propiedad  Central y en el de Quetzaltenango.

Los sindicatos del RGP, que también presentaron denuncias, identificaron a   Samantha Marisol Mejía Salguero como la encargada de realizar las contrataciones.

Mejía Salguero es la exesposa de Vernon González,  quien fue  abogado del Partido Patriota y enfrenta cargos por coaccionar, junto al exdiputado Gudy Rivera, a la exmagistrada Claudia Escobar.

Otras denuncias

De León deberá  responder, además, por otras cinco denuncias presentadas por la CGC entre septiembre del 2015 y febrero del 2016.

La primera de estas indica que del 1 de enero al 31 de diciembre del 2014 se pagaron prestaciones laborales al personal contratado en el renglón 035 —llamado de destajo— por Q15 millones 486 mil 760.20, los que no correspondía remunerar.

La segunda hace alusión al uso del programa informático Fénix, que no fue autorizado por la CGC. “Además de no ser confiable, en este sistema no se registran en su totalidad los ingresos”, indica la información oficial proporcionada por la entidad.

“En el período auditado del 1 de enero al 31 de diciembre del 2014, se registraron Q321 millones 929 mil 113. 90 de los que en el Sicoin web solo aparecen registrados Q274 millones 297 mil 226.16 siendo la diferencia de Q47 millones 631 mil 887.74, que corresponde a devoluciones por medio de transferencias a usuarios”, agrega el informe.

La tercera se refiere a un pago de facturas emitidas  por Carnes y Ensaladas, Sociedad Anónima, Fulanos y Menganos, por Q90 mil  de desayunos para 564 personas, y otra emitida por el Rincón del Chef por Q51 mil 878.60 que corresponde al montaje para la evaluación de desempeño laboral de los trabajadores del RGP.

La comisión de auditoría, no obstante, constató que esta actividad no se efectuó. El total  de la denuncia es de Q141 mil 978.60.

Dos acusaciones más, presentadas el 28 de enero y el 8 de febrero del 2016, señalan anomalías en la ejecución de los  presupuestos del 2013 y del 2014.

A estas se suma una más,  por la Procuraduría General de la Nación el 16 de septiembre del 2015,  que hace hincapié en el “aumento de contratación de manera irresponsable de personal” y la firma del pacto colectivo que daña las finanzas del RGP.

Prensa Libre se comunicó a cinco celulares de De León y en ninguno respondió.

Denuncia por pagos anómalos

  • La Contraloría General de Cuentas presentó una denuncia por el pago de Q15.4 millones a personal.
  • Anabella De León, Samanta Marisol Mejía Salguero y Miriam Estela Hernández Cisneros fueron denunciadas por el pago de prestaciones injustificadas.
  • Según la denuncia, del 1 de enero del 2013 al 31 de diciembre del 2014 se cancelaron prestaciones para personal a destajo por Q15.4 millones.
  • Estos trabajadores  solamente tenían derecho a determinado salario por cierta cantidad de trabajo, pues no tenían una relación de dependencia.
  • Los auditores a cargo fundamentaron que no existe legalidad en la remuneración.