Justicia

“Jamás en mi vida  vuelvo a prestar mi nombre”

Exrepresentante de empresa que implica a familia del Presidente habla desde la cárcel del caso Botín Registro de la Propiedad.

Por Manuel Hernández

Joam Ponce, quien fue representante legal de Carnes y Ensaladas, S. A., brinda entrevista en la cárcel.(Foto Prensa Libre: Esbin García)
Joam Ponce, quien fue representante legal de Carnes y Ensaladas, S. A., brinda entrevista en la cárcel.(Foto Prensa Libre: Esbin García)

Joam María Ponce Sánchez, quien fue representante legal de Carnes y Ensaladas, S. A. —Fulanos y Menganos—, ofrece a Prensa Libre detalles sobre la relación del presidente Jimmy Morales con quienes dirigen la mencionada empresa, así como el problema de la factura que implica al hijo y al hermano del mandatario en el cobro de 564 desayunos inexistentes para el Registro General de la Propiedad.

Ponce Sánchez  guarda prisión en la cárcel Mariscal Zavala. También  es  sobrina de Onthmar Sánchez,  diputado al Parlamento Centroamericano y cuya cercanía   con el  presidente ha sido cuestionada por las implicaciones que tiene el supuesto acto de corrupción.    

¿Cómo se convierte en representante legal de Carnes y Ensaladas, S. A. —Fulanos y Menganos—?

Othmar es una persona de mucha confianza de doña Nadia —Guafa Awadallah Massis, dueña de Fulanos y Menganos—, y él me pidió que fuera la representante legal. Querían un representante legal de papel; yo nunca llegué a ejercer como tal el cargo. Mis funciones eran firmar balances financieros, certificados del IGSS y abrir las cuentas. Fue lo único que hice.

¿Recibió salario por eso?

Me pagaba Q1 mil 500 mensuales por ser la representante legal.

¿Por ser su tío, usted accedió a ser la representante legal?

Nunca voy a olvidar esa conversación que tuve con él. Cuando él me lo pidió, me dijo: “No te preocupés; esto no te va a meter en problemas. La empresa es totalmente legal, solo nos van a servir para facturas del restaurante. No te voy a meter en problemas, porque sos mi sobrina”. Nunca voy a olvidar eso,  fue en septiembre del 2012.

¿Su tío la ha estado apoyando?

Si, él ha estado pagando los abogados.

¿La han amenazado o tiene miedo de que le hagan algo?

Siempre me ha dicho: Joam, decí la verdad; porque yo no tengo nada qué ocultar. Entonces, cuando él siempre me habla me dice: Si tú tenés algo qué decir; decilo. Pero yo de esto no sé nada.

Me enteré de qué estaba pasando con esta factura el 6 de septiembre, cuando la jueza relató lo del testigo, que era la novia del hijo del presidente —José Manuel Morales Marroquín—. Sabía que estaba capturada por esa factura, pero no sabía  qué había pasado con la factura.

¿Usted le dio la factura a su tío o a alguien más?

Nunca supe de la factura, yo desconocía el monto de la factura, desconocía qué factura era. Seguramente no puedo decírselo a ciencia cierta, pero me imagino que al contador le dieron la orden de dar la factura, y él la entregó.

¿Supo si la empresa le vendía servicios al Estado?

Sí, participaba en eventos. No como Carnes y Ensaladas, sino como Corporación Fulanos y Menganos, por eso me decía que la empresa nunca iba a tener problemas, porque solo era la empresa como restaurante.

No sé por qué abrieron dos empresas para facturar a nombre del mismo restaurante, pudo haber sido por alguna situación con la SAT.

¿Othmar Sánchez la visita?

Sí, él sabe que si bien yo estoy aquí no es por un delito que yo cometí; pero sí por una irresponsabilidad que él cometió.

¿Usted conoce a Sammy y a Jimmy Morales o a sus familiares?

Los conocía de vista, porque visitaban a mi tío. A Jimmy sí lo conocí, por ser tan cercano a Othmar. En los cumpleaños de mis primos —hijos de Othmar—, en algunas ocasiones lo miraba en el restaurante.

En el 2013, Jimmy no tenía la mínima idea de que iba a ser presidente, ni le pasaba en la mente. Como le dije a Othmar, a Jimmy no lo puedo ver como el presidente; en este caso lo veo como el amigo de la familia.

¿Cómo era la relación de Jimmy Morales como amigo de la familia?

Estuvo en la mayoría de los cumpleaños de mis primos. Era donde más los veía. No teníamos mucho contacto; de hecho, con Othmar tengo un lazo familiar, y no laboral.

Con Othmar trabajamos juntos en el 2014, y nuestra relación finalizó en un mal término, porque él tiene un carácter muy fuerte y había cosas que no me gustaban. Cuando nos peleamos, dejé de ser la representante legal. ¿Por qué? Por problemas entre doña Nadia y él.

¿Cómo es su relación con las personas de este caso que están con usted en la cárcel?

Trato de no hacerlo, porque es un tema muy mediático, es un tema muy delicado.

Quiero salir de esto así como entré; no voy a salir culpable de algo que yo no hice. Jamás en mi vida vuelvo a prestar mi nombre y me ha costado bastante, me van a declarar inocente pero quién me va a pagar este tiempo sin producir y sin ser alguien para la sociedad.

¿El presidente la ha apoyado? 

Él sabe que yo estoy acá por culpa de su familia; no tengo ningún beneficio. Él podría hacer cualquier cosa, pero yo aquí sigo demostrando que no tengo esos beneficios, yo aquí sigo siendo la misma ciudadana.

¿Usted conoce a José Manuel Morales Marroquín?

No. Yo sabía que él existía porque es el hijo de Jimmy, nunca entablé una relación con él.

En el restaurante más de alguna vez lo vi y supe que  era él. No lo saludaba, no sé qué hace de su vida.

El presidente dice que mandó a llamar a su hijo que estudia en el extranjero y que interrumpió  sus estudios, mientras que yo tenía que llegar a mi meta —de ventas, en una empresa que distribuye pisos— para pagar mi universidad.

¿Cree que Sammy y José Manuel deben ir a prisión?

Eso no lo puedo juzgar yo;  eso lo tiene que hacer la Ley. Quienes estuvieron en las negociaciones de esas facturas saben que nunca me vieron a mí. 

Sabía que era por una factura que Othmar me había comentado que se había extraviado y que no recordaba qué pasaba, pero yo no sabía lo que realmente estaba pasando.

¿Qué le dijo Othmar Sánchez   sobre la factura?

Él me contó que había un problema con la factura. Eso fue antes de que me capturaran. Salió en la televisión  un campo pagado donde salía que el sindicato denunciaba y que se hablaba de Carnes y Ensaladas.

Yo estaba de luna de miel en Panajachel. Eso fue el 25 de julio.   Él  me llamó para contarme lo que estaba pasando y que no me preocupara, que no me iba a pasar nada. Me dijo que pensaba que la factura se había extraviado, porque tuvo problemas con el contador, y que en otras facturas extraviadas  iba esta.

¿Sammy Morales le pidió la factura a Othmar Sánchez?

No sé cuál fue la negociación de esa factura. Si yo pudiera ayudar al Ministerio Público, lo haría; yo estaría dispuesta a hacerlo, porque yo estoy aquí pagando algo que no hice, pero no sé qué pasó o quiénes intervinieron.