Justicia

Al abogado Mario Sanler le pasó por segunda vez

La de este martes fue la segunda ocasión en la que el abogado Mario Sanler sufre complicaciones de salud después de cuestionar una actuación en medio de una audiencia judicial. Ya le había ocurrido el 26 de octubre de 2010, en el juicio del caso Parlacen.

Por Irving Escobar

En octubre de 2010, Sanler sufrió un ataque y tuvo que ser auxiliado. (Foto Prensa Libre: Tomada de El Diario de Hoy)
En octubre de 2010, Sanler sufrió un ataque y tuvo que ser auxiliado. (Foto Prensa Libre: Tomada de El Diario de Hoy)

En esa ocasión, Sanler hizo un cuestionamiento en la declaración de un testigo contra su cliente, Marvin Contreras Natareno, según reseña el salvadoreño El Diario de Hoy:

El abogado defensor de Marvin Contreras Natareno, acusado de ser el autor material de la muerte de los diputados salvadoreños por el Parlamento Centroamericano (Parlacen), Mario Sanler, preocupó a todos ayer en la sala de audiencias del juicio.

Y no es para menos, después de participar en algunas intervenciones y cuestionamientos a uno de los testigos, el profesional, repentinamente se desmayó y tuvo que ser socorrido por sus colegas, que se extrañaban por lo sucedido.

Los abogados lo auxiliaron de inmediato y una enfermera que también brinda atención médica a una de las imputadas lo atendió, luego fue sacado de la sala de audiencias para recibir asistencia médica.

El profesional reposó durante varios minutos en las sillas de los pasillos del nivel 15, de la Torre de Tribunales de la ciudad de Guatemala mientras se estabilizaba.

Minutos después llegó una doctora asignada a los juzgados y lo examinó para determinar cuál podría ser la causa de su malestar.

Después de varios minutos, el abogado se arregló, se levantó y entró de nuevo a la sala de audiencias para continuar en el juicio.

Sin embargo, la jueza no permitió su reincorporación al juicio debido al estado de salud del abogado.

El profesional fue sustituido por otro abogado defensor en el juicio.

Sanler se exaltó hoy cuando negó que hubiera abierto una computadora del colaborador eficaz Salvador Estuardo González Álvarez que se habría de presentar al juez del caso La Línea, Miguel Ángel Gálvez. El defensor entró en cólera, alegó que estaba mal de salud y se desmayó cuando salía de la sala de audiencias.

Minutos después de haberse restablecido, el defensor negó que lo ocurrido haya sido una treta para obstaculizar la diligencia.

En la audiencia de hoy, González Álvarez había hecho su declaración como anticipo de prueba en su calidad de colaborador eficaz del MP y la Cicig contra los implicados en La Línea. En su intervención hizo alusiones a Otto Pérez Molina, Roxana Baldetti y Juan Carlos Monzón, supuestos cabecillas de la banda.