Justicia

Reclusos se resisten a acudir a  audiencias

Reos vinculados con delitos de extorsión, asesinato u homicidios  se resisten a salir de sus  sectores para ser llevados a audiencias de primera declaración y debates en los tribunales, así como a las salas de  videoconferencias en los preventivos a cargo del Sistema Penitenciario (SP).

Por Glenda Sánchez / Guatemala

Algunos reos de la cárcel El Infiernito  se niegan a salir de sus celdas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Algunos reos de la cárcel El Infiernito  se niegan a salir de sus celdas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Esta actitud se repite  en las correccionales, principalmente en el  Centro Juvenil de Detención Provisional Gaviotas y Anexo —ambos  en la zona 13 capitalina—, de acuerdo con información de un juzgado de menores.  

Tres investigadores del Misterio Público (MP) refirieron que  les suspendieron unas cuatro audiencias a cada uno en las últimas dos semanas,  relacionadas con células de pandillas como las maras 18 y   Salvatrucha, y fueron reprogramadas para el 2018.

Al respecto, el Sistema Penitenciario afirmó que necesitan conocer los datos de cada  privado de libertad —nombre y causa— que según los investigadores no comparecieron a las audiencias, a fin de establecer cómo se justificaron ante los jueces.

Mora judicial

Analistas explicaron que se debe investigar  la razón por la cual los reos se resisten  a presentarse a las audiencias,  ya que esta incomparecencia aumenta   las estadísticas de la mora judicial.

Corinne Dedick, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien),   recordó que  ese problema no es nuevo y el Sistema Penitenciario debe actuar.  Insistió en la necesidad de reclasificar a los privados de libertad.

Hechos

Para el 7 de agosto último estaba programado el inicio del debate oral y público contra   16 supuestos  miembros de la pandilla Barrio 18, en Sacatepéquez, por los delitos asesinato, obstrucción extorsiva de tránsito  y asociación ilícita.  “Sin embargo, por la incomparecencia de algunos privados se suspendió el debate y se programó para marzo del 2018”, explicó un investigador de la Fiscalía contra las Extorsiones, del Ministerio Público (MP).

Agregó que no es la primera vez que ocurre. “Durante el año quizá me han suspendido seis audiencias grandes —unos 24 reos— y  no menos de 10 pequeñas —de dos y hasta cinco presos—. Se sabe que los sindicados que se niegan a salir son los del sector 11 del   Centro de Detención  Preventiva y de la cárcel El Infiernito”, expuso.  

El fiscal explicó que los reos que se niegan a salir de los sectores donde se encuentran recluidos   envían cartas a los  jueces en las que argumentan que temen por su vida, ya que han recibido amenazas de pandillas rivales.

Otro investigador del MP que tiene a su cargo casos relacionados con  integrantes de la mara Salvatrucha, dijo: “Tengo una primera declaración que no he podido llevar a cabo porque los sindicados no salen de sus sectores. Imagínese, está programada para abril y aún no han dado fecha de reprogramación”.

Otro de los fiscales contó que algunos  reos   se hacen pasar por pandilleros y se niegan a ser llevados a  los juzgados, “solo porque no tienen ganas de salir”.

Envían cartas

Verónica Galicia,   jueza de Control de Ejecución de Medida para Menores en Conflicto con la Ley Penal, indicó que  desde enero último los jóvenes en conflicto vinculados con el Barrio 18 han enviado cartas para justificar su  incomparecencia  al juzgado. En estas aseguran que no se trata de una acción de rebeldía, sino   para resguardar su vida, ya que temen ser atacados por los miembros de la mara Salvatrucha.

Aseveró que incluso los adolescentes  tienen un “machote” de la carta para excusarse. En esa misiva detallan, además, que las órdenes de no acudir por las amenazas provienen de pandilleros que se encuentran en el sector 11.  

“La mayoría de las audiencias que  no se han suspendido son de  adolescentes que se encuentran en Gaviotas y el Anexo. Hace algunas semanas  las autoridades solicitaron que se suspendieran las audiencias para remozar las áreas dañadas durante disturbios, y  esperan que se retomen en septiembre próximo”, agregó Galicia.

Rudy Esquivel, portavoz de Presidios, dijo desconocer esa situación y afirmó que  es  necesario tener los datos personales de cada uno de los reos que  no han querido comparecer, a fin de establecer la causa por la que se niegan a salir de sus sectores.

Rolando Leiva, experto en Justicia y Seguridad, opina que la resistencia de los privados a acudir a las audiencias muestra la debilidad que persiste  en Presidios.

Rolando Leiva,  experto en Seguridad y Justicia

“El custodio tiene la obligación de cumplir con la orden de juez. Al no trasladar al privado de libertad por rebeldía u otra decisión, el guardia del Sistema Penitenciario debería ser señalado por desacato”.

Corinne Dedick,  investigadora del Cien

“Lo complicado de que un reo no llegue a una audiencia es  la mora judicial, por la reprogramación hasta  meses después. A este problema hay que sumar  gastos en que incurren los tribunales y fiscalías”.