Justicia

Testigo revela cómo ingresaron granada y armas para matar a Byron Lima

Un testigo del Ministerio Público (MP) narró la forma en la que fueron ingresadas una granada, armas y municiones para cometer la masacre en la Granja Penal Pavón, en la que murió Byron Lima y 13 personas más.

Por Willian Cumes

María Martha Castañeda Torres durante la audiencia de este viernes en el Juzgado de Mayor Riesgo A. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec).
María Martha Castañeda Torres durante la audiencia de este viernes en el Juzgado de Mayor Riesgo A. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec).

Este viernes continuó la audiencia de primera declaración en contra de los 16 sindicados, donde el MP reprodujo audios de los testimonios de varios testigos, entre ellos Jorge Enrique Barbero Arriaga, exguardaespaldas de la familia de Marvin Montiel Marín, alias el Taquero.

Barbero Arriaga narró a la fiscalía que el 8 de julio, diez días antes de los hechos, ingresó a Pavón un pedido de materiales de construcción para la carpintería del Taquero.

"Ya se había hecho un pedido de costales de arena, tres metros de piedrín, también encostalados, parales, tablas y cemento, así como piso cerámico", narró el testigo.

Según el MP y la Cicig, las armas, municiones y explosivos para asesinar a Byron Lima y los demás reos fueron ingresados entre esos materiales.

El testigo afirmó que ese día también ingresó a visita María Martha Castañeda Torres, señalada de haber sido la encargada de ingresar los explosivos al penal.

En un vaso

"Nosotros fuimos a dejar el carro marca Ford a la entrada de Pavón y en la entrada se hizo presente una señora conocida como María Martha Torres. Esta señora se presentó en una camioneta Lincoln beige", afirmó.

Barbero Arriaga relató que antes de ingresar los materiales de construcción, Lestin Exil Alonzo Lara, encargado de comprar las municiones y armas, entregó a Castañeda Torres un vaso desechable de 16 onzas y una bolsa de mano negra.

"Pude observar que Lestin entró a descargar -el material de la carpintería- y María Martha dejó el vaso de 16 onzas con el digitador y asimismo la mariconera (bolsa) y ella entró a visita", aseguró Barbero Arriaga.

En su investigación, la Cicig refiere que Castañeda Torres ingresó los explosivos "a través de un funcionario de menor rango". 

"No le sabría decir si se revisó o no, pero sí le puedo garantizar que ese día ella entró", afirmó el testigo en el audio presentado al Juzgado de Mayor Riesgo A.

Añadió que ese día los encargados de descargar los materiales de construcción dentro de Pavón fueron los trabajadores del Taquero.

El testigo también afirmó que Castañeda Torres ingresaba droga a la prisión para Montiel Marín.

"Hasta los zapatos"

María Martha Castañeda Torres, capturada por este caso, negó lo dicho por el testigo y afirmó que era amiga de Byron Lima.

"Dijo -el testigo- que yo había entrado un vaso, cuando en el Sistema Penitenciario le revisan a uno hasta los zapatos. ¿Dónde voy a ingresar una granada, si ahí le revisan a uno todo?", dijo Castañeda Torres a La Red, quien después se expresó que hay cámaras de seguridad que pueden demostrar su inocencia.

Además, aseguró que no conoce a Barbero Arriaga y que no fue a la universidad como dijo el testigo, quien supuestamente la reconoció por un carné.

Castañeda Torres admitió que ingresó en varias ocasiones a Pavón a visitar a Byron Lima y que él mismo fue quien le presentó al Taquero. "Hicimos una amistad, no es pecado tener amigos", expresó.

Sugirió que los señalamientos en su contra es por su apellido. "Todos sabemos por qué es, el apellido -Torres- es algo que uno tiene que cargar, a veces, fuerte, y cuando no pueden atacar por un lado, atacan por el otro", manifestó.