Justicia

Capturan a hombre por producir y distribuir pornografía infantil

Un hombre conocido como Poncho, fue detenido en San Pedro Ayampuc, Guatemala, señalado de reproducir y compartir pornografía  infantil por internet.

Por Sara Melini

Agentes de seguridad localizaron evidencia de pornografía infantil en los equipos incautados. (Foto Prensa Libre:MP)
Agentes de seguridad localizaron evidencia de pornografía infantil en los equipos incautados. (Foto Prensa Libre:MP)

En la vivienda allanada por la Policía Nacional Civil, los fiscales encontraron, fotos, videos y grabaciones de niños que según la investigación fueron abusados.

El MP y la Procuraduría General de la Nacional de la Nación (PGN) ahora buscan a las víctimas del detenido quien según la investigación subía el material a través un teléfono celular. El MP busca establecer si el detenido habría abusado de sus víctimas o si era apoyado por otras personas.

En el operativo contó con la ayuda de autoridades de Estados Unidos que alertaron sobre la distribución del contenido en redes sociales.

Las fuerzas de seguridad realizaron allanamiento en el sector III, colonia San Luis, de San Pedro Ayampuc,   lugar donde detuvieron a René Alfonso Monroy, de 29 años, sindicado de distribuir material pornográfico infantil por medio de las redes sociales.

Operaciones contra pornografía infantil desde 2012

En febrero de 2012, fuerzas de seguridad capturaron a un guatemalteco acusado de integrar una red de pornografía infantil en este país y Estados Unidos a través de Internet.

Augusto Fernando Higueros Méndez, de 35 años, fue detenido, en una residencia ubicada en el sureste de la capital, la detención de Higueros se realizó luego de un trabajo conjunto de agencias policiales de Guatemala y Estados Unidos.

Según la información policial, el guatemalteco se dedicaba a la producción de vídeos y fotografías de menores de edad que luego vendía e intercambiaba por Internet.

En la residencia de Higueros las fuerzas de seguridad se incautaron más de 900 discos pornográficos, unas mil fotografías, cuatro cámaras de vídeo y tres computadoras, precisó Aguilar.

Las víctimas principales de este guatemalteco eran niños menores de 11 años, y según la Fiscalía, se le acusa de los delitos de violación y comercialización de pornografía.