Migrantes

Guatemalteca herida en atentados de Bélgica sale del hospital

Mariana Cruz, guatemalteca que reside en Bruselas, Bélgica, y que resultó herida en uno de los dos ataques terroristas del pasado martes, fue dada de alta y regresó a su hogar con su familia, informó la Embajada de Guatemala en ese país.

Por Carlos Álvarez

Médicos del hospital Vilvoorde, en Bruselas, Bélgica, dieron de alta a Mariana Cruz y su familia luego de resultar heridos en los ataques terroristas. (Foto Prensa Libre: Minex)
Médicos del hospital Vilvoorde, en Bruselas, Bélgica, dieron de alta a Mariana Cruz y su familia luego de resultar heridos en los ataques terroristas. (Foto Prensa Libre: Minex)

Cruz junto a su familia —mamá y dos hijos— fue trasladada por la Embajada de Guatemala en Bélgica a su ciudad de residencia para su recuperación total, informó la Cancillería.

El pasado martes en medio del caos vivido en Bruselas, Bélgica, trascendió que Mariana Cruz, sus dos  hijos y su madre sobrevivieron a una de las explosiones ocurridas en el aeropuerto local cuando se disponían a viajar a Guatemala.

Los connacionales sufrieron quemaduras de primer grado y algunos golpes producidos por la onda expansiva, indicó la ministra consejera de la Embajada de Guatemala en el Reino de Bélgica, Tatiana Lucero.

Cruz, reside con su familia en la ciudad de Hassel, provincia de Limburgo, al noreste de Bélgica; viajaba a Guatemala para participar de las actividades de Semana Santa.

Lucero informó que Cruz fue llevada al hospital Vilvoorde, donde quedó internada, también se atendió allí a sus dos hijos, uno de un mes y 22 días y el otro, de 3 años y medio, así como de su mamá, Elizabeth Díaz de Cruz, quienes solo fue tratada de forma ambulatoria.

Día de terror

El martes ataques yihadistas coordinados en el aeropuerto y el metro de Bruselas dejaron una treintena de muertos y 200 heridos, por lo que sembraron el terror en el corazón de Europa, cuyas autoridades lanzaron una cacería de los atacantes sobrevivientes.

Los atentados, en los cuales probablemente murieron dos perpetradores suicidas, según la Fiscalía, fueron reivindicados por el Estado Islámico  y ocurren cuatro días después de la detención en esa misma ciudad de Salah Abdeslam, único sobreviviente de los ataques cometidos el 13 de noviembre en París y que dejaron 130 muertos.

Los atentados comenzaron a las 8 horas locales con dos explosiones en la zona de salida  del Aeropuerto Internacional de Zaventem, lo que causó escenas terribles, con cuerpos mutilados y pánico entre los pasajeros que huían de la zona.

Unas 14 personas murieron y 96 quedaron heridas, según  bomberos. Una tercera bomba en el aeropuerto no   explotó y posteriormente fue detonada  por los servicios de seguridad.

Una hora después del primer ataque, otra explosión, esta vez en la estación Maalbeek del metro bruselense, en pleno corazón del barrio europeo, dejó   unos 20 muertos y 106 heridos, dijo  el alcalde de la ciudad, Yvan Mayeur.

“La explosión fue muy violenta: se derrumbaron tres muros en un estacionamiento subterráneodebajo de la estación”, dijo Pierre Meys, vocero de los bomberos.

“La identificación de los cuerpos no está terminada. Estaban totalmente despedazados”, afirmó Meys.